“El futuro que viene”: Un paseo a lo largo de la amistad

Un delicado recorrido a una amistad es el centro de esta película que consigue emocionar y divertir durante toda su duración. El filme es una exploración a los altibajos en una relación de amigas, en donde las decisiones que elije cada una terminan por afectar los lazos que las unen. La producción engancha al espectador y es una gran elección para ir al cine.

La trama se centra en la amistad que viven Romina y Flor a través de sus vidas. La historia inicia con sus años de adolescencia, en donde van tejiendo su relación, hasta llegar a su madurez cuando florecen los resentimientos entre ellas a causa de sus personalidades. Flor, una persona impulsiva que no teme en demostrar sus opiniones, afecta en la vida de Romina, quien no ha sabido tomar las decisiones adecuadas. En todo esto, sus parejas y familia se verán involucradas, provocando una mayor complejidad en sus emociones.

La directora Constanza Novick demuestra un desempeño brillante para manejar un argumento con una fuerte carga emotiva, pero que logra trasladar a la pantalla de una manera delicada y agradable. Durante todo el metraje el espectador podrá sentir los sentimientos que rodean a las protagonistas, y a la vez comprenderá con facilidad las reacciones que estas tienen frente a cada acontecimiento que se produce. El guión realizado por la misma directora, no abusa de diálogos pesados, y básicamente hace uso de un lenguaje suave para permitir que las escenas no se vuelvan aburridas, incluso habrá momentos divertidos que lograrán sacarte varias sonrisas.

En materia interpretativa, las dos protagonistas cumplen a la perfección con los requerimientos de sus personajes. Dolores Fonzi en el rol de Romina consigue demostrar sus frustraciones en cada una de sus tomas; y a su vez demuestra un rasgo de ingenuidad en situaciones que la llegan a afectar. Por otro lado, Pilar Gamboa brilla con su personalidad tan contrapuesta de su amiga, que gracias a sus expresiones nos hace creer que estamos frente a una persona que solo escucha a los demás con la intención de poder tomar el protagonismo. La química que existe entre ella es vital para que el filme funcione. El resto de interpretaciones que las rodean ayudan a que el relato no pierda la intensidad. Posiblemente es Esteban Bigliardi quien muestra una actitud que mejor encaja en la historia de las actrices principales. Y vale la pena aplaudir a todas las menores que trabajaron en la película, que en algún sentido son el pilar durante varios minutos de película.

“El futuro que viene” es un filme que te mantendrá pegado a la pantalla gracias a su interesante y divertido relato, con el que fácilmente disfrutarás un gran momento. Un gran ejemplo de una buena química entre el elenco que transforma a la película en un acontecimiento digno de ser contado fuera de pantalla. Una excelente propuesta para disfrutar en pareja en el cine.

Calificación:

Tráiler: 

No hay comentarios.

Agregar comentario