“Alien: Covenant”: Intentando retomar el éxito de la saga

El xenomorfo favorito de muchos vuelve a los cines de la mano de Ridley Scott en la octava entrega del universo de “Alien”. La mejor manera de describir a este filme es como la secuela de “Prometeo”, ya que la esencia de las primeras películas todavía se encuentra algo perdida. En todo caso, es un paso adelante en la historia que prevee buenos augurios con respecto a su dirección.

En esta ocasión, la historia nos traslada a la nave Covenant, en donde la tripulación tiene la tarea de colonizar el planeta Origae-6. Mientras se encuentran reparando los daños descubrirán una señal emitida desde un planeta cercano que los hará desviarse de su camino con el objetivo de conocer su origen. El planeta desde donde se envió el mensaje revelará lo acontecido con la Dra. Elizabeth Shaw (Noomi Rapace) y les hará afrontar grandes peligros.

Ridley Scott escuchó las críticas recibidas por los fans de Alien tras el estreno de “Prometeo” y claramente corrigió muchos aspectos que hizo evolucionar a la historia. Sin embargo, siguen existiendo errores en el guión que hace que constantemente cuestionemos las decisiones de los personajes, además de ciertas inconsistencias con respecto a las otras entregas. Pese a todo esto, la narración funciona y te sorprenderás con la tensión que provocará en varias escenas como por ejemplo la primera aparición del xenomorfo. En sus dos horas de metraje se logra alterna eficazmente los diálogos científicos con los acontecimientos de acción.

En el elenco debo detenerme para aplaudir –incluso ovacionar- el trabajo realizado por Michael Fassbender. El actor que es sin lugar a dudas uno de los mejores de la actualidad, tiene a su cargo dos roles. Dos robots que se diferencian por sus mejoras científicas y que él logra hacer notar en cada momento. Su calidad actoral será visible principalmente en la escena que comparten sus dos personajes mientras tocan una especie de flauta. ¡Brillante! El resto del reparto cumplen con sus roles, aunque es la primera entrega de la saga en donde la protagonista femenina, en este caso Katherine Waterston, no tiene la oportunidad de lucirse.

En los apartados técnicos el filme no decepciona. Los efectos especiales fueron bien desarrollados y ayuda a que el monstruo pueda actuar en libertad en cada plano que es necesario. La fotografía es similar a la de “Prometeo”, haciendo recuerdo que fue uno de los pocos aspectos positivos de la precuela. El sonido mantiene la línea de la saga y ayuda en la ambientación de las escenas. Finalmente lo único criticable es su edición, ya que por momentos parece algo estática y no ayuda a incrementar la intensidad. Nada grave en todo caso.

“Alien: Covenant” es pretenciosa al igual que su predecesora, solo que en esta ocasión su historia fue mejor desarrollada y pulida. De ninguna manera está al nivel de las primeras entregas pero sí, convence y cumple con ser una buena pieza de entretenimiento. El desafío que tendrá la saga a partir de este momento es complejo ya que el filme deja buenas expectativas con la esperanza de que no mueran frente al abuso comercial que mucho daño le hace al cine. Una buena oportunidad para que nazcan nuevos fanáticos de Alien.

Calificación:

Tráiler:

No hay comentarios.

Agregar comentario