BARS 15: “Nacido para morir” de Andrés Borghi (2014)

Durante los últimos cuatro años, si por esas casualidades de la vida, hablabas con Andrés Borghi, seguramente te iba a decir que estaba trabajando en una película. Pero no cualquier proyecto, sino una secuela. No directa claro esta, pero que tomaba a varios personajes e incluso al protagonista para una nueva historia. Durante esos cuatro años Borghi trabajó, busco locaciones y contó con ayuda de muchas personas. Este proyecto era gigantesco. Diez años después de la primera (“Bailando con el peligro”, 2004), llegó el día. El Viernes 07 de Noviembre de 2014, en el hermoso contexto que solamente da el BARS (Buenos Aires Rojo Sangre”) se estrenó “NACIDO PARA MORIR”.

Un film tan íntimo como nítido. Se nota que Borghi no solo plasmó su ya conocido talento, sino también muchísimo esfuerzo en este proyecto. Hizo una película personal, pero no solo por escribirla, co-protagonizarla y dirigirla, sino que lo mas interesante, se nota en cada toma, en cada dialogo, y es la evolución del director como cineasta en estos 10 años (y sobre todo los 4 años de trabajo en este proyecto). Este film es la clara consagración de un cineasta que hizo su segundo largo recién salido del secundario cuando comenzaba sus estudios profesionales y que hoy creció y demostró (con diversos cortos y esta secuela) a todos que esta preparado para jugar en las grandes ligas.

NACIDO PARA MORIR es una obra sublime. Una sátira “JAMESBONDIANA” que vuelca humor y explosividad. De esas que hace reír segundo tras segundo, pero con humor inteligente y gags originales, de esas que te mantienen agarrado al asiento durante todo el film, donde los malos son entrañables y los héroes lo son aún mas, donde cada dialogo esta escrito para que el espectador este atento y no se pierda ni una palabra. Pero hoy voy a hacer foco en 4 elementos que para mi hacen de NACIDO un film único. Las actuaciones, los efectos visuales, la dirección y el guión. En todos influye Borghi. Todos resaltan desde la primera escena y todos compiten cabeza a cabeza con cualquier film internacional.

Las actuaciones. Este aspecto es el mas trabajado y se nota. Es notorio porque no es fácil dirigir las mismas personas durante 4 años. Leandro Cóccaro se pone en la piel de Marcelo Riesgo y encaja milimétricamente. Parece un papel hecho para él, o al menos así lo hace parecer su excelente interpretación. Y es que Cóccaro (un gran conocido del ambiente y del BARS por sobre todo) es un actor versátil, con la increíble capacidad de pasar de la acción al humor en un segundo y esto Borghi lo sabe; tanto como su director como cuando hace de su sidekick en la pantalla. La dupla es bestial y funciona a niveles superiores. Mención aparte merece Nicolas Stilman (la gran revelación) quien vuelve a ponerse en la piel de Bañato y la descoce como si supiese de toda la vida. Y es que sabe de toda la vida, ya que acompañó al director desde sus comienzos. Hasta la breve aparición de Esteban Prol es desopilante. Simon Ratziel, Vanina Balena, Sergio Berón, Juan Mingrone y el mismisimo Borghi cumplen de una manera extraordinaria, dejando la sensación de que fueron hechos para esos papeles. Y es que los interpretaron durante 4 años.

10410259_689885557755686_6062552996813304675_n

El segundo punto es la dirección. No se puede agregar mas a los que ya conocen la obra de Borghi. Un fundamentalista del detalle. Cada toma esta pensada adrede y hasta hay muchísimas tomas con chistes escondidos que merecen una segunda pasada del film para descubrir (un ejemplo es la leyenda que reza sobre el cristal que Riesgo destruye a balazos en un momento). Las cámaras lentas y por sobre todo la fusión de las escenas de rodaje con las de post-producción son el clarísimo ejemplo de que con poco se hace muchísimo.

El guión es el corazón. Ya varios cineastas son los que consideran que un buen guion lo es todo. Y eso al film le sobra. Una historia tan atrapante como bizarra, con guiños y textos que denotan las claras influencias de su director y todo el background que posee. Momentos como el “Mira, una distracción”, justifican mi punto.

Y por último la cereza, la niña mimada de Borghi y el aspecto en el que ya es sabido que da cátedra, los efectos visuales. Escenas increíbles creadas en post producción hacen del film algo que muy pocos poseen. Le da esa magia que solo los efectos producen. Nuevamente una muestra de que no es necesario un mega presupuesto para hacer cosas de gran calidad.

10389180_689885404422368_3555646655496084464_n

NACIDO PARA MORIR es la película que todo fanático del BARS ama. Pero he aquí otro logro de la misma. También es el film que cualquier otro fanático puede disfrutar. Funciona en el BARS como también funciona en cualquier sala de cine convencional. Coquetea con el genero pero no se adentra de lleno, y ese es el equilibrio necesario para lograr un hit universal. Una película increíble que demuestra la calidad del cine independiente. Que resalta el esfuerzo, dedicación y la solidaridad de este ambiente. Una película que llevó cuatro años en hacerse, pero de esas que sin duda estamos dispuestos a esperar la misma cantidad de tiempo si vamos a ver una secuela de la misma calidad.

Calificación: puntuacion 5

Trailer:

Sebastián Espíndola

1 Respuesta

  1. Gran alegría me produce ver la creación de un buen Faderito,cariños.
  2. […] Finalmente podemos disfrutar de “Alexia“, el terrorífico y galardonado cortometraje de nuestro amigo de la casa Andrés Borghi (“Nacido para morir“). […]

Agregar comentario