“DIANA”: LA HISTORIA DEL AMOR

La fama. Si bien hay distintos tipos, lo que si tienen en común es que hacen muy difícil llevar una vida tranquila. Hay gente que hace lo que sea por ser famosa, y gente que es una celebridad por hacer lo que le gusta en la vida. El problema aparece cuando esta “relación” con el resto de la gente se interpone en lo que deseas, en tu felicidad, poniéndote un obstáculo tan grande como sea tu querida ( o no ) dichosa fama.

Diana no es una película tipo documental, trae un lado de la vida de ella que es justamente boicoteado por ser quién es. Cuenta la historia del supuesto romance secreto entre la princesa de Gales (Naomi Watts) y el cirujano cardíaco Hasnat Kahn (Naveen Andrwes), un doctor pakistaní del hospital Royal Brompton de Londres. Muestra su primer encuentro en 1995, mientras él atendía al marido de su acupunturista y en donde Hasnat saluda a Diana como si fuese una persona más. Este trato frío impresionó a la princesa, quien estaba acostumbrada a tanto reconocimiento por parte de la gente. A partir de aquí, ella comienza a realizar visitas al hospital por la noche y se interesa en el estudio de la medicina, sobre todo en cardiología, para así poder estar cerca y seducir al doctor. En principio el cirujano, firme en su pensamiento de extrema discreción, trata de ser muy cauteloso y analizar cada paso; pero al ver la conexión entre ambos, el amor se hace inevitable. Mantienen una relación casi por dos años que con sus altos y bajos, es cada vez más intensa, tanto que muestran a una Diana obsesiva y un tanto acosadora, abrumada por los sentimientos que poseía.

En este punto es donde entra el arma de doble filo, la fama. Al ser ella tan reconocida, no podía tener una relación normal o discreta sin que sea primera plana de todos los diarios. Esta situación iba en contra de las ideologías de Hasnat que deseaba mantener un perfil bajo y seguir desarrollando su carrera profesional. Paralelamente a esta relación, el film se desplaza por su lado político, recalcando las actividades benéficas relacionadas con los sobrevivientes de los campos minados y la prohibición de las minas anti persona, que encabezaba en distintos países de África y Asia.

A nivel dirección, Oliver Hirschbiegel (La caídarealiza un excelente trabajo jugando, discretamente, con el humor y la ironía e imprimiendo en cada escena los sentimientos precisos, transmitiendo la pasión en la vida de Diana y el cariño que su pueblo le tenía. ¿Qué decir de los intérpretes de este relato? Los ya conocidos Naomi Watts (The ring) y Naveen Andrwes (Lost) dejan a la vista sus grandes habilidades actorales compartiendo no sólo el protagonismo, sino también una gran química entre ambos.

En conclusión, esta relato no-documental y si biopic, además de mostrar el nivel de realeza, a los que la mayoría no estamos acostumbrados, cuenta una historia de amor prácticamente secreta pero ya relatada infinidad de veces. La doncella enamorada del plebeyo y su relación imposible, desatando pasiones, tristezas y enajenaciones, ligadas a este sentimiento tan universal como es el amor. Una parte de la vida de Lady Di, en una película muy recomendable para ver.

PUNTUACIÓN puntuacion 4

TRAILER

Rodrigo Fernandez Noguera

fernandez.rodrigo@revistatoma5.com.ar

No hay comentarios.

Agregar comentario