“Entre sus manos”: Del porno y otras adicciones

¿Qué cosas pueden ser tan importantes para nosotros, y que nuestra vida gire en torno a eso? ¿Cuantas veces enfocamos mal los objetos que no son tan fundamentales y las llevamos a un lugar mucho más grande, donde seguramente hacen que sobre espacio y sintamos que algo nos falta? Afortunadamente cuando algo importante tiene que llegar, llega, ocupando su lugar correspondiente y demostrando que no existen las casualidades sino las causalidades.

Joseph Gordon-Levitt ( 500 días con ella, Inception ) nos trae una comedia romántica con una visión un poco distinta a la que estamos acostumbrados: la perspectiva del hombre. Escrita y protagonizada por él, “Entre sus manos” cuenta la historia de Jon Martello, un joven mujeriego al que únicamente le importaban pocas cosas en su vida: Su familia, sus amigos, su cuerpo, su auto, sus chicas y su porno. Sólo interesado en las relaciones efímeras que le puede dar una noche de bar, Jon pasa las noches de fiesta con sus amigos y acostándose con una chica diferente siempre que puede. El problema es que ninguna mujer de verdad le genera lo mismo que ver pornografía. Al encender su computadora se olvida de si mismo perdiéndose en el mundo de la internet hasta encontrar el video perfecto y disfrutar de unos minutos de lo que es, a su criterio, el mejor sexo. Todo cambia cuando conoce a Bárbara (Scarlett Johansson) y Esther (Julianne Moore), dos mujeres muy distintas con las que aprenderá algunas lecciones sobre la vida y el amor, dando lugar a, como dije antes, que lo verdaderamente importante llegue.

Se esperaba con mucha curiosidad la aparición de esta película, ya que es la primera armada y pensada por el joven Robin. Ya lo conocíamos como actor y ahora es el momento de verlo como director. Buenos guiones, hermosos enfoques de cámara, siempre buscando y exponiendo el sentimiento y la perspectiva de los personajes, cosa no fácil debido a la diferencia en las personalidades de los mismos y donde mostrar todas estas distintas idiosincrasias es tan fundamental para el cuerpo del film.

Por supuesto que el gran elenco de actores le da un empuje más interesante. Scarlett y Julianne llevan a la perfección sus papeles. La primera como la joven chica que se preocupa por su imagen, siguiendo los estándares sociales definidos y la segunda, como una mujer con edad, experiencia e ideologías más profundas sobre las personas y las relaciones. Además cuenta con la aparición de Tony Danza (Taxi) como padre de Jon, un hombre con ascendencia italiana que marca la diferencia de corrientes entre generaciones y el peso que puede tener la opinión de una familia sobre nuestras vidas.

Podría decirse que Arthur de Inception nos trae una nueva obra de arquitectura en el séptimo arte, con un humor y un relato en el que más de uno va a sentirse identificado. Un comienzo más que aceptable para el reciente director y que sin dudas le va a dar ánimos para seguir creciendo. Así que, Joseph, por muchas más.

Puntuación: puntuacion 3,5

TRAILER:

Por Rodrigo Fernandez Noguera
fernandez.rodrigo@revistatoma5.com.ar

No hay comentarios.

Agregar comentario