“Extrañas apariciones 2”: Con el caballo cansado

En el 2009 se estrenaba en nuestro país “Invocando Espiritus”, el más que correcto film de terror dirigido por Peter Cornwell, basado en los hechos reales que vivió la familia Parker, en el estado de Connecticut, durante la década del 80.

Dichos sucesos tomaron mucha notoriedad pública años después gracias a diferentes investigaciones que le dieron verosimilitud a lo ocurrido, algo que no es muy normal en esta clase de acontecimientos.

Incluso Ed y Lorraine Warren, los investigadores paranormales más reconocidos del mundo, sentenciaron que lo que les tocó vivir a los Parker en aquel momento fue de lo más escalofriante que tuvieron que investigar en su extensa (y más que terrorífica) carrera.

Lo llamativo de aquella producción es que, si bien estaba plagada de elementos dignos del género de terror, ofrecía en líneas generales una historia de suspenso bastante realista y fuerte acerca de las terribles consecuencias que conlleva experimentar fenómenos paranormales y no saber cómo afrontarlos.

Por eso no es exagerado posicionar a “Invocando Espiritus” como una de las mejores películas de posesiones y fantasmas (basadas en hechos reales) de los últimos años previos a la llegada de la contundente y certera “El Conjuro” de James Wan.

Extrañas apariciones 2“(títulos incorrectos si los hay) es una secuela del trabajo de Cornwell, pero no en el sentido argumental, sino más bien en la estética y la forma de trabajar esta clases de historias, tratando de elaborar un buen relato de suspenso con tintes dramáticos por sobre un film de terror.

Si bien en esta ocasión la historia carece de demasiada originalidad debido al exitoso desembarco que tuvo el film de James Wan el año pasado, donde también se trabajó esta misma temática, hay que reconocer que “The Haunting in Connecticut 2” no es un film de mala calidad ni tampoco aburrido, sino que simplemente tuvo la mala suerte de ser inoportuno.

Tendrán que pasar un par de años para que la sombra de “El Conjuro” no opaque todas las producciones de su misma índole, sin importar el país de donde vengan.

Repito: El gran inconveniente que presenta el trabajo de Tom Elkins (editor de la primera entrega) es que tiene casi no tiene nada nuevo para ofrecer a este subgénero.

A excepción de contar la efectiva historia de una familia donde las mujeres son todas médiums y el hecho de ver fantasmas es tan traumático como corriente, “Extrañas apariciones 2” no aporta demasiado y por momentos cae en ciertos lugares comunes que el espectador prefiere a esta altura evitar.

Como no podía ser de otra forma, nuevamente la ventaja de estar basada en hechos reales (el caso de la familia Wyrick, ocurrido en Georgia a finales de la década del 80) y el discreto tono que le dieron a esta producción, al igual que su antecesora, hacen que se trate de una propuesta que se deja ver y entretiene siempre y cuando las expectativas no sean muy altas.

No es casualidad encontrar tantas similitudes entre ésta película y la que dirigió Cornwell en su momento, ya que se nota que la intención de los productores estan buscando consolidar una saga con estilo propio para narrar diferentes historias.

Tampoco nos debería extrañar que, a menos de un año de su estreno, “El Conjuro” siga siendo, por lejos, la mejor propuesta cinematográfica con la que te puedas topar si estas buscando verdaderas y escalofriantes historias.

Calificación: puntuacion 2,5

Trailer:

Facundo J. Ramos

ramos.facundo@revistatoma5.com.ar

No hay comentarios.

Agregar comentario