Guia de supervivencia al “BARS”

Llega una nueva edición del festival más violento, divertido y bizarro de cine a nuestra querida ciudad de Buenos Aires y la verdad es una sola: No podés perderte esta fiesta querido lector!!!

Si sos uno de esos bichos raros, esos especímenes en extinción que no se animó a pisar nunca la peatonal Lavalle los días que hay BARS por miedo a que un desconocido disfrazado de zombie te muerda posta, he aquí una serie de recomendaciones que tenemos para vos:

  1. Comprate un buen desodorante, en lo posible anti-transpirante, ya que vas a tener que correr mucho en caso de que estos locos disfrazados te persigan. Generalmente después de unas cuadras, debido a la falta de estado físico, se cansan y abandonan la persecución. Ambos. Pero el olor a chivo no se va solo.
  2. Ni se te ocurra andar armado con una ballesta y hacerte el capo como Daryl  The Walking Dead porque la metropolitana seguramente te arrestará apenas pises la peatonal. Además, años anteriores ya hubo heridos y la verdad es que ya pasó de moda andar con una flecha atravesada por la cabeza.
  3. Evitá las remeras con la cara de los siguientes directores: Woody Allen, Ron Howard, Martin Scorsese y Costa-Gavras. Tambien las de los siguientes artistas: Lady Gaga, Phillip Glass, Miranda, J-LO y el japones que hace en Ganma (o como bosta se escriba) Style.
  4. Tratá de utilizar remeras con la cara, frase o películas de los siguientes directores: Eli Roth, Quentin Tarantino, Lucio Fulci, Stanley Kubrick, George Romero, John Carpenter, David Cronenberg y Tobe Hooper. O de las siguientes series de televisión: Mazinger, Pokemon, Dragon Ball y Dragon Ball Z (GT no la vio nadie), Evangelion, Dibu y Cebollitas.
  5. En su defecto, teniendo en cuenta tu falta de cerebro para superar los dos puntos anteriores, te recomendamos que manches una remera con alguna sustancia parecida a sangre (ketchup no, porque se pegan las moscas y larga feo olor). Trata que no sea tu remera/camisa/musculosa/polera favorita, porque el BARS no hace reintegros por manchas en la ropa.
  6. Nuevamente, teniendo en cuenta tu falta de cerebro para solucionar algunos pequeños problemitas, trata de que posta no sea sangre el liquido con el que manches tus ropas, porque la necesitas dentro de tu cuerpo para vivir posta. No te dejes guiar por lo que pasa en las películas de Tarantino.
  7. Comprá tus entradas con anticipación al nacional y popular precio de 20 pesos solo en las boleterias del monumental y, en el peor de los casos, a algún pibito que pueda estar interesado en revenderlas ya que su novia/pareja/cita seguramente lo dejó plantado al enterarse que bailaba el tema de Mortal Kombat todas las noches en calzoncillos antes de irse a dormir.
  8. Una vez que estés dentro de una sala, prepárate para una fiesta posta. Pedí silencio acompañado de la pena de muerte en el caso de que haya algún tipo molesto que se ponga a hablar del resultado de las elecciones por teléfono, pero no te sorprendas si la gente que esta con vos en la sala aplaude a cada rato, grita como desaforada y llora de emoción por la sangre y las tripas que aparecen en la pantalla.
  9. Aprovecha, charla y hace amigos, ya que capaz después pueden bailar el tema de Mortal Kombat en la casa de alguno los viernes por la noche. Eso si, hacelo en los pasillos del BARS, a la vista de todos y no dentro de la sala durante la proyección de las películas. Menos durante la selección de cortos, a la cual tenes que ir si o sí, ya que seguramente vas a estar sentado al lado de los futuros Spielbergs del cine local y te van a cagar a chirlos y puteadas si no respetas la presentación de su opera prima.
  10. Si te re copó la experiencia de ir a festival con gente tan grosa, aprendiste un montón del cine fantástico en alguna de las charlas gratuitas que te brindó el BARS y encima te hiciste un montón de amigos durante esos días, solo te queda una cosa por hacer: Ir a la fiesta de clausura del BARS y mostrar tus coreografía del tema de Mortal Kombat en la pista de baile y levantarte a todas las chicas.

fiesta bars

Acordate que el BARS es un festival de cine hecho por el pueblo y para el pueblo, respetalo como tal y te devolverá un montón de alegría, que es lo que importa en esta vida a la hora de hacer las cuentas finales en el ataúd.

No hace falta que hagas bardo, que empujes en la fila, que ensucies la sala ni que molestes el visionado de una película al resto de los presentes.

Acordate también que, el ojo que todo lo ve, va a tomar nota de todas esas actitudes malignas de tu parte y quizás cuando estés cruzando la nueve de julio para volverte a tu casa en un lindo metrobus, Cthulhu salga por debajo del obelisco y te manda a la quinta dimensión de un tincazo en la oreja.

Listo damas y caballeros, nos vemos allá!!! Vermouth con papas fritas y good show!!!

P.D: Vayan practicando, los destrozaremos en la pista!!!

No hay comentarios.

Agregar comentario