Sigue el éxodo de la pantalla grande a la pequeña

Crisis en el cine, época de oro de la tele, ambas circunstancias se combinan y cada vez más actores de la antigua pantalla plateada se mudan a la ex-caja boba. En pocos días, se conocieron los proyectos de dos importantes estrellas femeninas para la TV: Meg Ryan y Susan Sarandon.

Meg Ryan va a protagonizar y producir una comedia en la NBC, en la que interpretará a una madre soltera que decide volver a trabajar como editora en Nueva York. El problema se presentará cuando se entere que estará bajo el mando de quien, ante de retirarse, fuera su subordinado.

La Sarandon se embarcará en el mundito series acompañada de su hija, Eva Amurri (a quien vimos en Californication), también en la NBC. La serie se llamará Growing Ivy y ambas serán productoras ejecutivas del proyecto. La protagonista, Ivy Davis (Amurri) querrá encontrar estabilidad en su vida, algo que no tuvo de niña. Para lograrla, se ha dedicado a su carrera. Al darse cuenta que las cosas no funcionan, requerirá la ayuda de su madre (Sarandon), que se mudará con ella para poder reconstruir su vínculo.

Por Leticia Bellini

No hay comentarios.

Agregar comentario