Últimas

“NI NO KUNI II: REVENANT KINGDOM”: Un JRPG de lujo

“NI NO KUNI II: REVENANT KINGDOM”: Un JRPG de lujo

Después de poco más de 5 años del lanzamiento de la primera entrega, Wrath of The Wild Witch, Level-5 vuelve a la carga con la segunda parte de este título, aunque la relación entre el primero y el segundo no va más allá del nombre, porque en realidad no se parecen en nada.

Más allá de no contar con la participación de Miyazaki en los diseños, como pasó con su antecesor, Revenant Kingdom se presenta como un excelente RPG japonés con todas las letras… o al menos con esas tres.

EMPIEZA ABAJO, PERO DESPUÉS LEVANTA

La historia comienza cuando el presidente de los Estados Unidos sufre un accidente automovilístico a causa de un ataque a su país. Antes de morir, es transportado a un mundo paralelo en donde el Reino Cascabel está en medio de un golpe de estado llevado a cabo por Rataleon, un súbdito del Rey, que después de asesinar al monarca trata de acabar con el heredero al trono para hacerse de él. ¡Un despelote!

Pero tras la inesperada llegada del presidente Roland, el príncipe Evan logra escapar con la promesa de crear un nuevo reino para devolver la paz a su mundo, y emprende el viaje en busca de un Dios que le dé su bendición para proclamarse rey y lograr así su cometido.

UN RPG COMPLETO JAMÁS DEFRAUDA

En cuanto a los aspectos técnicos del juego, este tiene todas las características de un clásico RPG con alguna que otra vuelta de tuerca, que lo convierte en un juego atrapante para los amantes del género y a la vez atractivo para todos aquellos quienes quizás no son tan aficionados de estos juegos.

Como es de costumbre, nos moveremos de un punto a otro del mundo a través de un extenso mapa lleno de ítems para recolectar y atestado de monstruos a los que tendremos que enfrentar para seguir avanzando. Batalla tras batalla iremos sumando experiencia, destrabando nuevas habilidades y ganando armamentos y artefactos que nos servirán para enfrentar a enemigos cada vez más fuertes.

Técnicamente hablando, las batallas no son las típicas de un RPG convencional; sino que estas son en tiempo real, ya sea cuerpo a cuerpo, a distancia, o lanzando conjuros, sin turnos. Son similares a los de un juego de acción, aunque respetando el límite del campo de batalla y el hecho de que la pelea termina cuando todos los enemigos son derrotados, o al escapar de la zona si se trata de una masacre.

Otra característica típica del género que está incluida es la de armar una party con diferentes personajes que se irán sumando a lo largo del juego, hasta un máximo de 3 al mismo tiempo, combinándolos de acuerdo a las habilidades de cada uno para lograr la mejor estrategia y balance posible. Además, contaremos con la ayuda de unos simpáticos espíritus diferentes entre sí de acuerdo a sus habilidades que nos proporcionarán defensa, curación, poder, entre otras más.

Los comandos son bastante simples, un botón para golpes rápidos, otro para golpes fuertes, uno para defensa y evasión y otro para desplegar el círculo de habilidades especiales, que manteniéndolo apretado con otro botón habilita los poderes especiales de cada personaje, sin más vueltas y fáciles hasta para el más inexperto.

SI, ES EL MISMO JUEGO

Quizás lo más interesante y entretenido de Revenant Kingdom es que más allá de ser un clásico RPG, cuenta con características de otro tipo de juegos como los de estrategia, por ejemplo. Por momentos tendremos que comandar ni más ni menos que a varios pelotones con habilidades especiales en batallas campales, en una lucha por terrenos que serán necesarios para ampliar nuestro reino. Y cuando digo ampliar me refiero a que tendremos que juntar recursos para construir estructuras de diferentes tipos, que nos permitirán armar luego otras estructuras, mejorar las construcciones, asignar empleos a los habitantes del reino de acuerdo a lo que se especialicen y obviamente recolectar recursos comestibles, porque la gente tiene que comer. Cuanto más completo sea nuestro Reino, más grande y fuerte será, y esto automáticamente repercutirá en la fortaleza de los protagonistas.

BELLAS ARTES Y ANIMÉ

Los gráficos son excelentes, y como en la mayoría de los RPG japoneses, los diseños son totalmente de animé, saturados de colores, con efectos de iluminación impresionantes y vistosos que destacan al momento de desatar conjuros durante las batallas.

Los efectos de sonido y la musicalización acompañan y se sincronizan con la acción del juego de manera perfecta, con bandas sonoras orquestales que le dan identidad a las situaciones que se desarrollan en el juego.

UNA EXPERIENCIA IMPERDIBLE

El juego es divertido por donde lo mires, un clásico RPG pero a la vez innovador, dinámico y fácil de jugar, además de contar con esos elementos de juegos de estrategia, que al combinarlos casi redefinen el género llevándolo a nuevos horizontes. Pero no creas que todo es felicidad y colores en Revenant Kingdom, más de una vez el juego te obligará a que te detengas por unos segundos y pienses antes que dar el siguiente paso.

En relación al primer juego, nada tiene que ver. Así que no hay ninguna obligación de jugar el anterior porque la historia es totalmente nueva. Y si bien no cuenta con los maravillosos diseños de Miyazaki, se nota que el diseñador tiene vasta experiencia en los RPG japoneses.

Por momentos es demasiada la cinemática, y a veces son demasiados enemigos iguales y combates repetitivos durante la travesía. Es necesario tener un poco de paciencia. Aunque nada está de más, todo suma.

En definitiva si estás buscando un buen RPG bien completo, con buena historia, buenos gráficos, entretenido y con algo más (en un momento donde todo esto no abunda), Ni no Kuni II: Revenant Kingdom es la mejor opción, así que no lo dejes pasar.

 

Trailer:

GAMEPLAY:

SONIDO:

GRÁFICOS

HISTORIA

EXPERIENCIA

Comentarios

comments

Tags: