Casi todo lo que siempre quiso saber sobre los Oscars y nunca se animó a preguntar

Se acerca la entrega de premios más esperada del cine, y si bien es cierto que sólo una pequeña fracción de las producciones son tomadas en cuenta, hay que reconocer que el hombrecillo dorado mantiene en vilo a la gran mayoría de los directores, actores, productores y cinéfilos de todo el mundo.

A continuación te tiramos un par de datos acerca de estos premios, de esos que nunca están demás en la cartera de la dama y el bolsillo del caballero.

Nace una Academia
Hacia 1920 la industria cinematográfica prosperaba a pasos agigantados, no solo en Europa sino también en los Estados Unidos, y es así como en 1922 en una pequeña ciudad conocida como “Hollywoodland” un grupo de trabajadores (entre ellos Cecille B. De Mille, Louis Mayer, y los hnos. Harry y Jack Warner entre otros) de la industria decidió crear una organización que se encargara de supervisar el mundillo del celuloide. Un año más tarde el Estado de California reconoció a esta nueva organización denominada The International Academy of Motion Picture Arts and Sciences (IMPAS) y hacia fines de ese mismo año, tuvo lugar el primer banquete oficial de la Academia en el hotel Baltimore.
De esta manera, Hollywood se afianzaba cada vez más como la meca del cine norteamericano, destronando así el monopolio que grandes ciudades como New York y Chicago intentaron mantener sobre la próspera industria cinematográfica.

And the winner is…
En febrero de 1929, se anunciaron por primera vez los “Premios al Mérito” (denominación preliminar de las famosas estatuillas doradas) mediante los cuales la Academia galardonaba a distintas películas estrenadas entre 1927 y 1928, y cuyo objetivo era promover públicamente los mayores logros cinematográficos.
Con una austeridad poco conocida hoy a los ojos de Hollywood y un suspenso nulo (ya que los ganadores eran anunciados con 3 meses de anterioridad) el 16 de mayo de 1929 se llevó a cabo en el Hotel Roosevelt la primera ceremonia de entrega de los Premios de la Academia. Se entregaron un total de 12 estatuillas (entre ellas 2 a Mejor Película –aunque se denominaron “Mejor Producción” y “Mejor Calidad Artística de Producción) – 2 a Mejor Director (categorías discriminadas en base a “Mejor Director Drama” y “Mejor Director Comedia”) y 2 premios especiales: uno a la película “The Jazz Singer” por su revolucionario aporte a la industria y otro al actor, director, escritor y productor Charlie Chaplin por su labor en la película “The Circus”.

Mi nombre es Oscar
La estatuilla más codiciada del mundo del cine que consiste en un hombre sosteniendo una espada y parado sobre un rollo de película, mide casi 35 cms. de altura fue bocetada por el director de arte Cedric Gibbons y realizada por el escultor George Stanley. Su nombre popular sin embargo no parece tener un origen tan claro. Acá van algunas de las versiones de porqué Oscar se llama así:
-Margaret Herrick, una bibliotecaria que alguna vez tuvo el placer de echarle el ojo a la pequeña estatua, declaró que el hombre era idéntico a su tío Oscar; bautizando de esta manera extraoficialmente a la estatuilla.
-Otra versión más cercana a Hollywood involucra a la actriz Bette Davis, quien lo habría apodado con ese nombre por su ex marido, Harmon Oscar Nelson Jr.
Otras historias involucran a celebridades como Katherine Hepburn y Walt Disney pero lo cierto es que no existe una versión oficial al respecto y siempre va a permanecer como un gran misterio! Mulder y Scully, chochos!

De ratones y hombres
En 1932, un tal Walt Disney era doblemente premiado por su incursión en el cine animado. Recibió una estatuilla como “Premio Especial” por la creación del Mickey Mouse (bautizado originalmente como Mortimer) y fue también distinguido por su cortometraje en Technicolor “Flowers and Trees”.
Halagadísimo por estos reconocimientos, Disney se copó y realizó animaciones de los nominados a Mejor Actor las cuales eran presentadas por su hijo pródigo, Mickey.

Habemus Premios
La primera película multipremiada por la Academia fue “It happened one night”, comedia dirigida por Frank Capra y protagonizada por Claudette Colbert y Clark Gable. Si bien fue un fracaso comercial y apenas duró un par de semanas en cartelera, en la ceremonia de 1934 se alzó con 5 estatuillas en las categorías principales: Mejor Director, Mejor Película, Mejor Actriz, Mejor Actor y Mejor Guión. Qué tul!

El Artista
Desde su primer galardón, Walt Disney se convirtió en figurita repetida de los Premios de la Academia. Es así como en el año 1939, recibió de la mano de la joven estrella Shirley Temple (quien tuvo que subirse a una silla ya que su altura no alcanzaba el atril!) una estatuilla en reconocimiento a su primer largometraje “Blancanieves”. El premio también incluía un pedestal en el cual se posaban 7 pequeñas estatuillas representando a los enanitos amigos de la pálida princesa. Unos tiernos!

Lo que el viento no se llevó
No cabe duda alguna que “Lo que el viento se llevó” es una de las películas más emblemáticas de la historia del cine de Hollywood y como tal, fue debidamente reconocida. En la ceremonia de 1940 este “tanque” hollywoodense arrasaba con 10 estatuillas, llevándose entre ellos “Mejor Película”, “Mejor Actriz”, “Mejor Actriz de Reparto”, “Mejor Director” y “Mejor Guión”.
Lo curioso es que a pesar de su éxito, la película tuvo muchos inconvenientes a lo largo de su producción entre ellos, y quizás el más destacable, es que se necesitaron tres directores para poder terminarla. El primero fue George Cukor quién abandonó la producción debido a diferencias con el actor protagonista Clark Gable; el segundo director, Victor Fleming, quién llevo a cabo la mayoría del rodaje, sufrió un colapso nervioso y debió alejarse de la filmación. Por último, Sam Wood fue el encargado de concluir el rodaje y quien finalmente se llevó a casa la estatuilla dorada.

El precio de la fama
¿Qué pasa cuando un actor/actriz gana un Oscar y después decide venderlo? ¿En cuánto se valúan estas estatuillas?
Según la Academia, vale la módica suma de u$s 1. Esto se debe a un acuerdo que firman los ganadores, el cual comenzó en el año 1951, en el cual se comprometen a que – si alguna vez desean vender su estatuilla- deben primero ofrecérselo a la Academia de Artes de Hollywood por esa suma de dinero.
De esta manera, la Academia controla la cantidad de estatuillas que salen a la venta cada año. Se estima que desde la primera ceremonia, se han vendido aproximadamente 140 hombrecitos dorados. Ni lentos, ni perezosos!

Publicada por Maru Manson
manson.maru@revistatoma5.com.ar

No hay comentarios.

Agregar comentario