¿Por qué amar Boardwalk Empire?

Boardwalk Empire (BE) es esa serie que muchos saben que existe pero que es raro ver expresado el fanatismo loco en las redes. Esto, a mi entender, se debe a que la serie es una de las difícil… pero cuando aprendes a tomarle el ritmo, la amas apasionadamente y no queres dejarla de lado.

La historia se centra en diferentes grupos de mafiosos de Estados Unidos en los años 20, época caracterizada por la ley seca, y centrándonos en el personaje de Steve Buscemi (Nucky Thompson) y su imperio de alcohol ilegal en Nueva Jersey. Junto con este estratega frío sobrevivimos a unas cuantas guerrillas que incluyen hasta la traición de su propio hermano (EliShea Whigham) o aquel que adoptó casi como un hijo (JimmyMichael Pitt).

Pero… ¿Por qué ésta serie es tan grandiosa?

Por sus personajes

Uno de los grandes y mejores aciertos de la serie es la calidad y construcción de cada uno de sus personajes. Desde el más chiquito hasta el más grande, ninguno se traiciona a sí mismo ni deja de ser totalmente verosímil; gozan de un encanto y una presencia que no te dejan ni odiarlo ni amarlo. Está claro que Nucky es uno de los malos, pero su carisma y sus muestras constantes de que (en el fondo) es un buen tipo y un hombre de negocios hacen que uno (como a Heisenberg) no pueda detestarlo y mandarlo a cagar cada vez que mata a alguien. Y esto sucede con todos sus personajes… son absolutamente humanos.

Creo que nadie presentó jamás tan bien un nuevo personaje como BE y Gyp Rosetti (Bobby Cannavale) es solo un buen ejemplo:

Pero además BE se animó a algo tan trascendente, impactante y frío… que ni Breaking Bad quiso enfrentar.

Por sus historias

No hay limitaciones para la historia. Todo puede suceder y siempre, cada temporada, trae un nuevo conflicto. Al mismo tiempo cada uno de los personajes aprende de su pasado entonces no vemos a nuestros personajes repitiendo una y otra vez ese mismo error, esa confianza puesta en la personaje equivocada, esa incapacidad de preveer. Hacen una serie sin aquellas cosas que uno justifica diciendo “Y bueno… sino no tendríamos historia”.

BE es una de esas series de las cuáles no podes perderte un episodio porque, de hacerlo, no entenderías nada y te perderías de la mitad de las cosas que pasan. Pero que, además, cada nota de impacto está justificada y no sale de la nada simplemente para que la sigas mirando.

Por su fotografía-musicalización

Sin dudarlo es una de las mejores ambientaciones que he visto (Downtown Abbey está casi a su nivel) regalándonos una fotografía constantemente increíble que nos meten en los años 20 y la música acorde. Tiene el brillo, la adrenalina, el misterio y el glamour que esos años merecen y transmiten; haciendo que el dato de que Martin Scorsese haya dirigido el piloto (y sea uno de los productores ejecutivos) que costó 18 millones de dólares… sea tan solo un dato de color.

Soledad Venesio

soledad.venesio@revistatoma5.com.ar

No hay comentarios.

Agregar comentario