Top 5: Un personaje, muchas caras

La llegada de “El Sorprendente Hombre Araña 2: La amenaza de Electro” (Marc Webb, 2014) significa el quinto desembarco cinematográfico del famoso superhéroe de Marvel y la cosa todavía tiene tela para rato.

Dentro de un par de años llegará la tercera entrega de esta saga del arácnido Peter Parker (y en el medio habrá películas individuales para algunos de sus villanos) y con ella el fin de una etapa: Andrew Garfield no será más el encargada de vestir el traje del defensor de NY.

Según declaró el mismo Garfield hace unas semanas, su visión del personaje se encuentra limitada a las ideas que el realizador Marc Webb tiene con la franquicia. Y precisamente Webb también se encargó de aclarar que él no dirigirá más películas de Spiderman después del tercer capítulo.

Ahora bien: ¿Alguno cree que Spiderman está muerto? Para nada, ya que sigue siendo hasta la fecha el único personaje que Sony tiene bajo su cargo para hacer con él lo que quiera dentro de la pantalla grande. Y si después de la trilogía de Sam Raimi (protagonizada por Tobey Maguire) no les tembló el pulso a la hora de sacar velozmente una nueva saga, seguramente dentro de un par de años el hombre araña correrá el mismo destino.

Frente a ese panorama de recambio constante de nombres para un mismo personaje, surge un detalle interesante para analizar: ¿Qué personajes se mantuvieron con vida al ser interpretados por varios actores?

Frankenstein

Frankenstein: James Whale dirigió en el año 1931 la primera adaptación cinematográfica oficial de la obra de Mary Shelley y el protagónico (siempre hablando de la criatura, claro) era el inoxidable Boris Karloff, quien volvió a darle vida (cuack!) al monstruo del Dr. Frankenstein en dos oportunidades más: “La novia de Frankenstein” (James Whale, 1935) y “El hijo de Frankenstein” (Rowland V. Lee, 1939).

Sin embargo, la primera vez que Frankenstein fue personificado por un actor para un trabajo delante de las cámaras data del año 1910. Charles Ogle fue quien puso el cuero para darle vida a “La criatura” en un cortometraje (si hacemos cuentas, veremos que todavía en aquellos años era muy poco común hablar de largometrajes) dirigido por Searle Dawley. Umberto Guarracino también haría lo mismo para otro corto (esta vez de origen italiano) basado en el popular personaje y dirigido por Eugenio Testa.

Dale Van Sickel (en la comedía de Henry Potter nominada al Oscar “Loquilandia”), Glenn Strange, Donald F. Glut, Don Megowan, Harry Wilson, Warren Ames, Bruce Glover, Fernando Bilbao (en la popular “Dracula contra Frankenstein” del español Jesús Franco), Peter Boyle (el inolvidable joven Frankenstein en la película de Mel Brooks), Tom Noonan, Robert De Niro (en la película de Kenneth Branagh), Shuler Hensley, John DeSantis (en la comedia “Stan Helsing” de Bo Zenga) y Aaron Eckhart (en la reciente “Yo, Frankenstein” de Stuart Beattie) son algunos de los tantos actores que interpretaron a este famoso monstruo dentro de la pantalla grande.

dracula

Dracula: Paul Askonas, Max Schreck y Bela Lugosi fueron los primeros actores que le dieron vida a este emblemático personaje que, solo en cine, tiene más de 200 apariciones gracias al trabajo de diferentes actores. Askonas fue el protagonista de la primera película que se realizó con el mítico vampiro (filmada en Austria, en el año 1921). Max Schreck, por su parte, como todos sabrán fue el sombrío actor que le dio vida a Nosferatu en la película homónima dirigida por F.W. Murnau en el año 1929. Ninguna de estas dos primeras producciones tuvo el aval de Bram Stoker, creador del monstruo dentro el mundo de la literatura.

El maestro Tod Browning sería el encargado de la primera adaptación oficial de “Dracula” en la pantalla grande y fue el gran Bela Lugosi quien encarnó por primera vez a un vampiro que, en la pantalla grande, respondía al famoso nombre del principe de las tinieblas.

Luego de aquel desembarco, la lista se expandió de forma notable: Lon Chaney Jr. (hijo de Lon Chaney, uno de los pilares del cine de terror mudo que interpretó en varias oportunidades a Quasimodo), John Carradine, Christopher Lee (uno de los primeros recuerdos del personaje que tiene quien les escribe), Jack Palance, Udo Kier, Frank Langella, George Hamilton, Klaus Kinski, Gary Oldman (en la poco valorada adaptación de Francis Ford Coppola), Gerard Butler, Richard Roxburgh (en “Van Helsing” de Stephen Sommers), Dominic Purcell (en la fatidica “Blade Trinity” de David Goyer), Thomas Kretschmann, Jonathan Rhys-Meyers (en la reciente serie televisiva) y hasta el mismisimo Narciso Ibáñez Menta le dio vida al conde Dracula en “La saga de los Dracula” de León Klimovsky (1973).

batman

Batman: el histórico justiciero encapuchado de Ciudad Gótica llegó por primera vez a los cines de la mano de Lambert Hillyer allá por 1943. En su primera oportunidad en la pantalla grande, Bruce Wayne (y su alter ego, por supuesto) fue interpretado por Lewis Wilson, un actor de poca trayectoria y éxito dentro del séptimo arte. Tanto es así que en 1949 Robert Lowery fue el encargado de vestir el traje de Batman, en la continuación de aquella primera película (“Batman and Robin” dirigida por Spencer Gordon Bennet).

La popularidad de Batman fuera del ámbito de los cómics, como todos saben, llegaría con Adam West y la serie televisiva de la decada del 60 que, a su vez, estuvo acompañada de una película dirigida por Leslie Martinson.

West es, sin lugar a dudas (y por más que nos cueste aceptarlo), uno de los actores más identificados con el personaje y gran parte de ese destino se debe a los hechos que acontecieron muchos años despues con el regreso de Batman a la pantalla grande.

Michael Keaton (dos veces), Val Kilmer y George Clooney fueron los encargados de personificar a Bruce Wayne en su desembarco cinematográfico de los 90’s de la mano de Tim Burton y Joel Schumacher.

La irregularidad de las películas, el desgano de los actores y el cansancio del público hacia el personaje obligaron a Bruno Díaz a tomarse un descanso prolongado. Recién con la llegada de Christian Bale y de la mano de Chris Nolan, el único gran héroe de Ciudad Gótica volvería a recuperar su lugar dentro de los personajes más importantes y respetados dentro del cine.

Ahora le toca el turno a Ben Affleck, en la que (a priori) es la película más ambiciosa de la que haya participado este personaje ya que se verá la cara con el mismísimo Superman.

james bond

James Bond: De todos los personajes que necesitaron varios actores para seguir viviendo en la pantalla grande, sin dudas éste es el más exquisito de todos los tiempos. Y claro, es ni más ni menos que el espía galán británico por excelencia: James Bond.

La lista es corta, pero exquisita: Todo comenzó en 1962 con “Dr. No“, dirigida por Terence Young y protagonizada por el gran Sean Connery, quien repetiría el papel de Bond hasta 1973 con el estreno de “Los diamantes son eternos” de Guy Hamilton. Sin embargo, en 1969 hubo una rara excepción titulada “Al servicio secreto de su majestad” que fue dirigida por Peter Hunt y protagonizada por el actor australiano George Lazenby.

De ahí saltamos a Roger Moore, quien desde “Vivir y dejar morir” de Guy Hamilton (1973) hasta “En la mira de los asesinos” de John Glen (1985) fue el famoso agente secreto de la corona británica.

Párrafo aparte para “Nunca digas nunca jamás” del grandioso Irvin Kershner (director de “Star Wars V: El imperio contraataca” y “Robocop II“) que en 1983 le permitió a Sean Connery volver a encarnar a James Bond y estar al lado de una de las chicas bond más hermosas de la historia: Kim Bassinger (en uno de sus primeros papeles importantes dentro del cine).

Timothy Dalton fue el siguiente que se puso en la piel de James Bond. Lo hizo en dos oportunidades: “007: Su nombre es peligro” (John Glen, 1987) y “007: Con licencia para matar” (John Glen, 1989). A partir de allí las películas de este agente especial se conocerían en nuestro país con el clásico “007” antecediendo todos los titulos.

Pierce Brosnan (el James Bond de mi infancia) le dio vida a este personaje en 4 oportunidades, entre las que se encuentran “007: Goldeneye” (Martin Campbell, 1995), “007: El mañana nunca muere” (Roger Spottiswoode, 1997), “007, el mundo no basta” (Michael Apted, 1999) y “007: Otro día para morir” (Lee Tamahori, 2002).

Actualmente Daniel Craig (“Casino Royale”, “Quantum of Solace” y “Skyfall” de Martin Campbell, Marc Forster y Sam Mendes respectivamente) es el encargado de mantener con vida a James Bond y su contrato incluye todavía dos películas más.

Y si alguno todavía no lo sabe, James Bond lleva ya 23 películas (todo un record) y más de 50 años de vigencia dentro de la pantalla grande. Un crack, pero con estilo.

jack ryan

Jack Ryan: Aquí tenemos otra lista muy corta, no tan exquisita pero si bastante exclusiva. ¿Por qué será tan dificil adapatar a este personaje de Tom Clancy?

El primero de todo fue Alec Baldwin en “La caza al Octubre Rojo” de John McTiernan que data del año 1990 (un clásico de las tardes de Space). Luego vino el único actor que hizo doblete con este personaje y encima en sus dos mejores películas: Harrison Ford personificó a Jack Ryan en “Juego de patriotas” (1992) y “Peligro inminente” (1994) de Phillip Noyce.

Ben Affleck y Chris Pine fueron los últimos actores que se pusieron en la piel del agente más famoso de la CIA. El primero en la irregular “La suma de todos los miedos” (Phil Alden Robinson, 2002) y el segundo en la producción más reciente de todas, titulada “Código Sombra: Jack Ryan” de Kenneth Branagh.

Facundo J. Ramos

ramos.facundo@revistatoma5.com.ar

No hay comentarios.

Agregar comentario