Últimas

“Tully”: Apología de la maternidad moderna

“Tully”: Apología de la maternidad moderna

“Tully” es el nombre de la nueva creación construida por la dupla de Jason Reitman (director) y Diablo Cody (escritora). Este mismo dúo que antes nos había traído las aventuras y desventuras de una adolescente durante el embarazo en “Juno” hoy nos trae las aventuras y desventuras de una mujer madura y casada durante el embarazo de su tercer hijo.

La protagonista (encarnada por Charlize Theron) sufre los embates de tener un nuevo hijo dentro de un contexto de poco dinero en el hogar, una relación muy enfriada con su marido y con el agregado de tener un hijo con clarísimos síntomas del espectro autista que ni la madre ni el colegio pueden llegar a diagnosticar.

Al ver como la vida está sobrepasando las capacidades ejecutivas de la protagonista, su hermano le contrata a una “niñera de noche” que es como una niñera normal… pero que solo trabaja de noche, mientas los padres duermen.

Esta niñera es una joven intrépida polisexual de espíritu libre, que al ver las dificultades que rodean al hogar de la protagonista, empieza a involucrarse cada vez mas en los aspectos más personales de su vida y empieza a generar una relación cada vez más cercana.

Una cosa peculiar de “Tully” es que termina con un giro inesperado. Y antes de que me digan que avisar un giro inesperado es lo mismo que spoilear, quiero aclarar que el final inesperado no pega mucho con el resto de la narrativa.

Uno está acostumbrado a que este tipo de finales expliquen los cabos sueltos que hicieron que uno se vaya haciendo preguntas a medida que avanza el film, pero en el caso de Tully no hay muchas lagunas, la historia es bastante sólida, cuando de repente… bam! Uno de los productores es fanático de “Sexto Sentido” y obliga al resto de la compañía a que metan a la fuerza una respuesta a una serie de preguntas que nadie nunca se hizo.

Pero más allá de eso, la película tiene muy buen ritmo, las actuaciones son creíbles, los personajes están muy bien construidos y a pesar de que en papeles la historia es bastante dramática, nunca se llega a ese punto de extorsión emocional que usan algunos directores para exprimir lágrimas a la fuerza de la audiencia.

Calificación:

Tráiler: 

Comentarios

comments

Tags: