Últimas

BAFICI XVIII: «Paradise! Paradise!» De Kurdwin Ayub (2016)

BAFICI XVIII: «Paradise! Paradise!» De Kurdwin Ayub (2016)

La joven iraquí Kurdwin Ayub tiene un modo de vida occidental a pesar de haber nacido en el medio oriente, ya que desde muy temprana edad sus padres se radicaron en Austria. Ahora, a sus veintitantos años, su padre decide pasar unas vacaciones en Irak con el objetivo de comprar una propiedad para su retiro. Y su hija lo acompaña para conocer por primera vez el país en el que nació. Cámara en mano, actúa como una documentalista que va registrando los pasos de su padre Omar, quien se convierte en un improvisado guía turístico que nada tiene de imparcial. Y es que para él, orgulloso kurdo, su tierra es el paraíso.

Desde las situaciones cotidianas comenzamos a observar las diferencias y similitudes entre un modo de vida típicamente occidental y otro de medio oriente, el cual también ha sido invadido por las costumbres predominantes en el oeste. Visualizamos, por ejemplo, los roles de género que Kurdwin no parece comprender en el momento en que no tiene permitido fumar porque es mujer, o filmar a otras mujeres. También observamos la curiosa concepción de clases económicas donde la misma familia parece rica o pobre según el contraste pero sin una verdadera clase media. Sin embargo, no resulta en un mensaje político en absoluto, sino que está visto desde la inocencia de un niño curioso que trata de comprender un mundo que parece quedarle grande.

La curiosidad del espectador aumenta junto con la de la directora cuando su padre decide visitar a los soldados kurdos que combaten en la guerrilla contra los árabes. Los combatientes son tratados como estrellas de rock mientras que los elementos de la logística militar son decorados de un atractivo turístico. Naturalizado hasta lo escalofriante, también nos veremos reflejados en el miedo de la directora frente a la desmesurada confianza de su padre. Es un relato de contrastes culturales: algunos miembros de la familia se emocionan hasta las lágrimas al rezar mientras los más jóvenes miran la tele sin prestarle la menor atención. Algunos glorifican ese territorio sin un estado bien demarcado que es Kurdistán, mientras las generaciones más nuevas sólo quieren huir a Europa y no volver a pisar el medio oriente.

Los diálogos son orgánicos respecto a las escenas que vemos, encadenadas cuidadosamente para ir de lo particular a lo general en esa tierra que nos es extraña. Pocas palabras, pero todo dicho. Sin embargo, al final no se trata de una comparación ya que no llega a ninguna conclusión. Europa y Medio Oriente, ni bueno ni malo; simplemente distinto. Una película que tiene un objetivo claro, un camino al que llevar al espectador. El guión cumple perfectamente con ese objetivo, mientras resulta entretenida e intrigante.

Calificación: puntuacion 4

 

«Paradise! Paradise!» forma parte de la Competencia Internacional del 18° Buenos Aires Festival de Cine Independiente

Comentarios

Tags:
Agustina Celeste

Usaba lentes y leía antes de que fuera cool, ahora soy agente de SHIELD. La vida es muy corta para tomar vino malo o ver películas malas. Cada día estaciono mejor.