Últimas

30° MDQ Film Fest: «O futebol» de Sergio Oksman (2015)

30° MDQ Film Fest: «O futebol» de Sergio Oksman (2015)

Si lo que buscan es una película sobre fútbol, como lo indica su título, ésta película no es para ustedes. Usando el fútbol como excusa, cuenta de la historia de Sergio (el director y casi protagonista). Como él mismo se ocupó de aclararlo al público, es un documental en el que todo lo que vemos realmente ocurrió. El fútbol se convierte en una excusa cuando Sergio le propone a su padre Simão pasar juntos el Mundial de Fútbol del año pasado para intentar construir una relación que se ha perdido hace más de 20 años.

Sin embargo, una historia que quizá pretendió ser sobre cercanía, ahora lo es sobre la distancia. Ninguno de los dos decide abrirse al otro y las conversaciones son sobre temas tan triviales como el clima o las estadísticas de tal o cual jugador. Aunque Sergio le propone a su padre ir a los estadios, él alega nunca tener ni tiempo ni dinero, ni ninguna otra intención. Así, dejando a su propio hijo fuera de una pared de indiferencia e incluso fuera de su propia casa, la película oscila entre los intentos de acercarse sin querer realmente hacerlo. En otro momento será al revés, siendo Simão quien pretenda cercanía y Sergio el más arisco, pero en definitiva será igual.

Todo esto lo vemos reflejado en los planos, que nos ilustran las condiciones de cada personaje. Cuando Simão habla, salvo en presencia de su hijo, siempre se ve de frente y nadie más. Egocentrismo puro, al punto que sólo ve el rostro de su hijo en una escena. Por otro lado, si ambos están presentes, vemos sus espaldas como si fuéramos oyentes furtivos de una conversación casual. En el centro de todo, el auto que los hace recorrer San Pablo sin destino fijo, y donde pasan gran parte de su tiempo juntos en el metraje. Con planos larguísimos, sin música ambiental, y con dos personajes incapaces de entablar una conversación sincera; se hace muy difícil seguir esta historia.

Aunque el fútbol es la excusa, también será una ayuda para ir construyendo el camino que hacen los pesonaje en su eterno automóvil. ¿Quién pensaría, por ejemplo, que Brasil sería humillado ante Alemania en una semifinal del mundo? ¿Y qué sintieron los brasileros que allí estaban? Esto lo vemos sólo de refilón, porque Simão tiene cosas más importantes a las que dedicarse. Intencionalmente, por supuesto, ya que fue fantático toda la vida y de pronto pierde el interés ante la presencia de su hijo. Un personaje cascarrabias y poco querible, cuya eterna indiferencia hacia su hijo resulta molesta más que conmovernos. Es tan frustrante para el público como para Sergio.

Al final, la película nos resultará tan indiferente como las charlas de Simão. El cambio radical que esperamos redima a nustros personajes nunca ocurre. No hay hitos ni revelaciones, no hay planos deslumbrantes ni música estridente. Es una llanura que no nos provoca demasiado. Una idea interesante con un potencial bastante desperdiciado.

Calificación: puntuacion 2,5

Tráiler:

https://youtu.be/ps258rKZVPA

*»O futebol» de Sergio Oksman forma parte de la Competencia Internacional de la 30° edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

Comentarios

Tags:
Agustina Celeste

Usaba lentes y leía antes de que fuera cool, ahora soy agente de SHIELD. La vida es muy corta para tomar vino malo o ver películas malas. Cada día estaciono mejor.