Últimas

“Assassin’s Creed”: Recuerdos del pasado ajeno

“Assassin’s Creed”: Recuerdos del pasado ajeno

Michael Fassbender y Marion Cotillard vuelven a conformar una dupla protagonista luego de haber explorado su química por primera vez en “Macbeth” junto al director Justin Kurzel, quien  también repite en el equipo. En el videojuego que dio inicio a esta película, la historia de cada entrega posee ramificaciones y diferentes protagonistas y épocas. En este caso se ha elegido la historia de Callum Lynch para sumergirnos en el universo de “Assassin’s Creed” en el cine.

Nuestro protagonista, interpretado por Michael Fassbender, es un hombre encarcelado por homicidio. Desde los primeros minutos establecemos que no ha tenido una vida fácil desde que presenció a su padre asesinar a su madre siendo solo un niño. Siguiendo el mismo camino, Callum está condenado a muerte. Sin embargo, su ejecución es una sencilla pantomima para ser reclutado para un extraño experimento. La Dra. Rikkin (Marion Cotillard) explica que utilizando una compleja maquinaria llamada Animus él puede accesar a la memoria de sus ancestros, muertos hace siglos. El objetivo es seguir los pasos de Aguilar, ancestro de Callum, quien escondió un codiciado objeto durante la inquisición española sin que se volviera a saber de él.

De este modo la película transcurre en dos líneas temporales paralelas: por un lado la actualidad, y por el otro el siglo XV, donde transcurren los recuerdos de Aguilar. Este personaje, también interpretado por Fassbender, destaca por sus escenas de acción y proezas físicas. Sin embargo, quizá peca de codicioso en algunas escenas cuyas acrobacias son tan expertas que no resultan creíbles. Los trajes y las caracterizaciones, por otro lado, son absolutamente fieles al juego y dejarán conformes a los fans de esta saga. En un momento dado los recuerdos de Aguilar comienzan a colarse en la mente actual de Callum, y es entonces que el guión se vuelve un tanto más caótico en la segunda mitad de la película, llevando a cabo algunos giros que no tienen demasiada explicación.

A la hora de hablar de los intérpretes, sorprende el personaje de Jeremy Irons, el Dr. Rikkin padre. Aunque no tiene mucho tiempo en pantalla, se las arregla para que cada escena sea memorable. Logra transmitir la frialdad de la aplicación de su procedimiento a rajatabla, mezclado con la pasión de alguien que llegaría hasta las últimas consecuencias. Michael Fassbender hace un trabajo impecable, como es usual en él, aunque la escasez de diálogos significativos le dejan poco espacio para lucirse. La sorpresa del elenco la da Marion Cotillard, quien habiendo compuesto personajes tan memorables como en “Dos días, una noche” o incluso en “Batman: The Dark Knight”, su interpretación ahora resulta plana y poco convincente.

En el apartado técnico, como no podía ser de otro modo, se destacan las escenas de acción que hacen lucir el CGI en ambas líneas temporales. Quitando el hecho de que las coreografías resultan un tanto exageradas, los efectos son imperceptibles y no se abusa de ellos. Un trabajo correcto, lo esperable para un tanque de este calibre. Lo cierto es que la película entretiene, aunque disminuya la calidad de la historia en la segunda mitad por dejar algunos cabos sueltos. Pero recordemos que, aunque hubiera otras historias para adaptar en el universo de “Assassin’s Creed”, esta es una introducción. Deja abierta la puerta a una segunda parte, aunque seguramente su realización dependa en gran medida del rendimiento de esta primera parte.

Calificación:

Tráiler:

Comentarios

Tags:
Agustina Celeste

Usaba lentes y leía antes de que fuera cool, ahora soy agente de SHIELD. La vida es muy corta para tomar vino malo o ver películas malas. Cada día estaciono mejor.