Últimas

BARS 2014: 15 PELIS RECOMENDADAS (VOL. I)

BARS 2014: 15 PELIS RECOMENDADAS (VOL. I)

Ya estamos acariciando el ocaso de un nuevo año y, lejos de ponernos tristes u nostálgicos por lo que quedó atrás, nosotros empezamos a prepararnos para lo que verdaderamente importa: las fiestas. Y, si de festejos hablamos, señoras y señores pónganse de pie porque estamos a días del arranque de una nueva edición del Festival Buenos Aires Rojo Sangre!

La verdadera y única fiesta del cine de terror, fantástico y bizarro aterriza en el mismo lugar de siempre con su 15° edición que, a decir verdad, es un plato imperdible para los amantes de todos estos hermosos géneros que ofrece el séptimo arte.

Como novedades, la fiestita de 15 del BARS nos trae dos grandes noticias: la primera de ellas es que el festival tendrá una duración de 11 días (hace click en el link y veras que siempre quise hacer ese chiste vía web) así que desde el jueves 30 de octubre y hasta el domingo 9 de noviembre vas a poder disfrutar de verdaderas joyitas cinematográficas en las distintas salas del Complejo Monumental (Lavalle 836).

El otro punto saliente es que en esta edición el BARS tendrá tres competencias simultaneas de largometrajes. A las ya tradicionales y festejadas «Competencia Internacional» y «Competencia Iberoamericana«, las cuales ofrecen siempre un retrato perfecto sobre el momento que atraviesa el género en distintos países, se suma la nueva «Competencia Bizarra» que tiene como objetivo meterse entre las producciones más extrañas y divertidas de todo el mundo.

Sabemos que ante la variedad, siempre existe la duda. Por ese motivo nos tomamos la siempre divertida tarea de armar una lista de 15 películas que consideramos imperdibles en esta nueva edición del BARS:

«La segunda muerte» de Santiago Fernández Calvete (2012)

¿Qué nos dice el BARS?: «La segunda muerte» lleva adelante una historia de terror psicológico y se persigna temerosa ante la sentencia demonizante del “pueblo chico, infierno grande”. Y el interior profundo se transforma en un personaje más entre tanta combustión espontánea y espíritu teológico. O iconoclasta. Y ante todos los preceptos, no abraza al corset de los lugares comunes. Aquí, una serie de muertes inexplicables corrompen la tranquilidad del Buenos Aires más hondo. Y, por debajo del rezo, una pregunta se cola incómoda entre la bruma de la fe: ¿es la mismísima Virgen María, madre de Dios, quien está asesinando gente?

¿Qué decimos nosotros?: Nos fascinan las historias de terror argentas, filmadas en nuestras propias pampas y protagonizadas por actores que son sagrados para nuestras viejas y abuelas por el simple hecho de haber participado en novelas u distintos programas de televisión. Pero lo que más nos gusta de esta clase de producciones son las que presumen, sin miedo, su espíritu local. Esas que tocan temas bien cercanos a nosotros y con las cuales nos resulta muy facil identificarnos.

«La segunda muerte» de Santiago Fernández Calvete se mete de lleno con el tema de la religión, pero lo lleva a un punto extremo y fantástico que básicamente se nos hace irresistible: ¿Puede una figura religiosa del calibre de la Virgen María asesinar gente?. Que la participación de la bella Agustina Lecouna y de los talentosos Guillermo Arengo y Mauricio Dayub no confundan a la abuela: Esta película es para amantes del terror con la cabeza bien abierta y dispuestos a cuestionar ni más ni menos que la propia fe.

«Nymph» de Milan Todorovic (2014):

¿Qué nos dice el BARS?: Dos chicas estadounidenses viajan a Montenegro de vacaciones con el fin de visitar a un viejo amigo. Una vez allí, deciden aventurarse en Mamula, una fortaleza militar abandonada, localizada en una pequeña isla. Durante su exploración, descubren que no son los únicos visitantes: alguien más está en la isla con ellos. Un oscuro secreto se oculta bajo la fortaleza… el terror acaba de comenzar. Milan Todorovic, codirector de «Zone of the Dead» (BARS 2009) la primera película serbia de zombies, combina el slasher con una mítica criatura del Mar Adriático. En el elenco, se destaca el inoxidable Franco Nero.

¿Qué decimos nosotros?: Si «La segunda muerte» era la típica película que tu vieja y tu abuela amantes de las telenovelas no quieren ver, «Nymph» es la producción que jamás deberías mostrarle a tu hermana u sobrina fanática de las princesas del universo Disney.

El viejo y recontra trillado mito de «La sirenita» se renueva para un público que siempre estuvo dispuesto a ver el lado oscuro de una historia infantil tan bizarra y repugnante como pocas (¿En serio alguien en su sano juicio se puede enamorar de una mujer mitad pescado?). «Nymph» promete sangre, humor negro y sobre todo muchísimo olor a pescado muerto dentro de la sala de cine. Bah, no creo que estos serbios se hayan tomado tan a pecho al tema de las desventajas de las sirenas, pero por las dudas llevate un brochecito para la nariz.

«Buscadores del olvido» de F. Carlos Campillos (2014):

¿Qué nos dice el BARS?: Rareza para el BARS, el documental «Buscadores del olvido«, primer largometraje del barcelonés F. Carlos Campillos (1979), descubre una curiosa práctica: la de los urbex o exploradores de sitios abandonados, que proliferan en Estados Unidos y Europa. Lo hace a la vieja usanza del periodismo, metiendo los pies entre los escombros. Así, la cámara se aventura en hoteles, fábricas, morgues y casonas con pasadizos dignos de psicokiller suburbano. Todos inmuebles desatendidos, distantes por tiempo antes que por espacio de las civilizaciones; perfectos escenarios de fantasías distópicas, de pesadillas steampunk. Habitaciones infantiles apenas tocadas por el polvo; oficinas cubiertas por páginas de siglos pasados; baños con oxidados cepillos de dientes en sus vasitos de plástico; camillas metálicas que cargan, además de escombros, las historias de autopsias realizadas en tal hospital. Todas imágenes devueltas con la plenitud suspensiva del sonido ambiente, sus susurros, crujidos y goteos, y el elocuente relato de un puñado de exploradores “ortodoxos”, erotómanos de las ruinas que conocen al dedillo el manual del buen urbex (que, por ejemplo, prohíbe tomar objetos del paisaje para mantenerlo a salvo, una lucha central en el contexto de la crisis del centro del capitalismo). Temáticamente cercano al local La multitud, de Matías Oesterheld, el documental de Campillos coquetea por ese target con ficciones estilo Proyecto Blair Witch sin perder la verosimilitud que permite reflexionar sobre el pasado y la memoria, el patrimonio cultural, la propiedad privada y la emergencia habitacional global.

¿Qué decimos nosotros?: Paremos la pelota por un momento y nos pongamos serios. ¿Existe algo más tenebroso que todo aquello que nos resulta desconocido en la propia realidad? No, absolutamente no. Por ese motivo queremos recomendar a los gritos este documental español de F. Carlos Campillos (¿Alguien sabe de que nombre es la F?) que retrata el accionar de un grupo de locos desparramado por todas partes del mundo que se dedica a explorar sitios abandonados.

Sí, leíste bien. Hay gente tan valiente que se dedica a eso.

Con solo ver el trailer te podes dar cuenta que estamos frente al reflejo de un modo de vida que, difícilmente, alguna vez se te cruzo por la cabeza. Y no por temas económicos ni nada de esa índole, sino más bien por una cuestión de «huevos«. «Cazadores del olvido» promete hacerte vivir en carne propia todo aquello que experimentan estos locos lindos que se animan, como si se tratara de una simple visita a la casa de tus viejos, a pasar días y noches enteras recorriendo asilos, hoteles y hasta incluso morgues abandonadas. ¿Te lo vas a perder?

«El Desierto» de Christoph Behl (2013):

¿Qué nos dice el BARS?: Tras una catástrofe, Axel, Jonatan y Ana se encierran en una casa reconvertida en búnker. Durante un tiempo forman un triángulo afectivo, pero la relación comienza a deteriorarse cuando los dos últimos dejan de lado al primero. La situación dará otro vuelco cuando, tras una expedición al exterior, regresen con un “invitado”. Altamente opresiva, «El desierto» es un estudio sobre el deterioro físico y mental que ocurre cuando nuestra idea de “normalidad” salta por los aires.

¿Qué decimos nosotros?: Otra peli argenta que se las re trae y no podemos dejar pasar la oportunidad de disfrutarla en la pantalla grande rodeados de amantes del género. La verdad es que «El Desierto» nos está comiendo el bocho.

Con un aire que nos recuerda un poco a la retorcida y salvaje «The Divide» (Xavier Gens, 2011), la película del alemán Christoph Behl (te apuesto lo que quieras a que este capo se puso la camiseta de Messi en la final del mundial) nos traslada a un contexto apocalíptico donde tres sobrevivientes deberán hacer lo imposible para lidiar contra su mayor enemigo: la falta de esperanza.

Dos hombres y una mujer encerrados en lo que parece (pero en definitiva no lo es) un bunker seguro. Un destino que está controlado por alguien a quien no le importan todas las consecuencias que pueden desatar la naturaleza humana frente a las innumerables amenazas que ofrece el fin de los tiempos.

«The Perfect Husband» de Lucas Pavetto (2014)

¿Qué nos dice el BARS?: Un comienzo visto más de mil veces: una joven pareja decide irse a una cabaña apartada en el medio de un bosque para tratar de mejorar el mal momento que vive al perder un embarazo. Después de ganar premios por todo el mundo con su mediometraje homónimo, Lucas Pavetto (argentino radicado en Italia) retoma aquella historia y la llena de referencias de género (fotos en blanco y negro, ruidos de madera rechinando, policías sospechosos, un en extraño solitario viviendo en un tráiler y muchas más) para contarnos –una vez más– la historia de un hombre que resulta no ser “el marido perfecto”. Así, bajo ese pulso, convierte un muy buen medio… en un largo intenso. Hachazos, esposas, tanques de nafta, embudos, corridas nocturnas por bosques, espejos, sangre saltando para todos los ángulos de la pantalla, teléfonos que no comunican, musculosas que dejan ver más de lo que tapan y menos de lo que desearíamos. Y, claro, una deliciosa scream queen, protagonizada por Gabriella Wright (a quien todos amarán en «El transportador 4», el próximo año). Todos estos serán los condimentos de este horror-thriller que hará que más de uno sospeche de ciertos comportamientos extraños de su pareja. Una gran actuación de Bret Roberts, quien nos encandila en ese interesante comienzo que nos muestra los intersticios de una pareja perfecta e ideal, el marido cariñoso y deseado… hasta transformarse en la bestia que lleva(mos) dentro.

¿Qué decimos nosotros?: «Vamos a lo seguro» se dijo alguna vez así mismo el primer amigo feo de la historia mientras todo el resto de los pibes se comía una chica en los distintos rincones del boliche y él se acomodaba su riñonera de los Power Rangers. Pavetto parece haberse propuesto lo mismo, solo que en términos cinematográficos, y por eso se despachó un slasher que si bien cuenta con todos los elementos que a veces detestamos del subgénero estamos dispuestos a verlos una vez más.

¿Por qué? No lo sé. El slasher tiene ese «no sé qué» tentador que siempre nos termina atrapando y nos lleva corriendo a una sala de cine para poder salpicarnos con un poco de sangre la cara, ver alguna que otra teta y sorprendernos con lo eficaces que pueden ser los cuchillos tramontina y lo poco prácticos que son las armas de fuego en un enfrentamiento.

¿Estamos dispuestos a darle una nueva oportunidad a esta clase de películas? Yo no lo pienso dos veces, y por eso pregunto: ¿Dónde hay que firmar?

Facundo J. Ramos

ramos.facundo@revistoma5.com.ar

Comentarios

Tags:
Facundo J. Ramos

Periodista. Editor de la sección "Cine" en Revista Toma 5. Contacto: ramos.facundo@revistatoma5.com.ar Tw: @FakaJr