Últimas

“Un don excepcional”: Predecible, pero divertida

“Un don excepcional”: Predecible, pero divertida

Pese a ser una historia algo forzada y que por momentos cae en la cursilería, la película funciona gracias a su vivo relato que la vuelve divertida de principio a fin. La protagonista McKenna Grace nos regala una brillante actuación que nos hará encariñar con ella. Un filme que te hará vivir un buen momento dentro de la sala de cine.

Frank Adler es un hombre soltero que tiene a su cargo a su sobrina Mary tras el fallecimiento de su hermana. Ellos hacen su vida en un pequeño pueblo de Florida, alejados del mundanal ruido de la ciudad. Sin embargo, la niña presenta una inteligencia extraordinaria, por lo que en su escuela empiezan a exigir que sea llevada a una institución educativa para niños superdotados. Frank rechazará la idea para que ella siga viviendo una vida lo más normal posible. Esta situación ocasiona que inicie una batalla legal con su madre Evelyn por la custodia de la niña. Estos conflictos nos harán conocer detalles importantes sobre la mamá de Mary, provocando asombro en varios momentos de la historia.

El director Marc Webb vuelve a demostrar el porqué es uno de los cineastas emergentes de mayor proyección en Hollywood. Al igual que en sus anteriores filmes –“500 días con ella” y “El sorprendente Hombre Araña”- construye un relato ágil que consigue dar interés a cada segundo del metraje. Si bien en esta ocasión el guión falla debido al excesivo abuso de clichés emotivos, algunas acciones de los protagonistas que no tienen una base sólida, e incluso es predecible; esto no evita que sea interesante. Una vez más la comedia y el drama funcionan magníficamente, siendo un complemento perfecto para el desarrollo de la trama.

El elenco mantiene una buena química, aunque algunas actuaciones se ven más forzadas que otras. En primer lugar tenemos la brillante interpretación de McKenna Grace, que le brinda a su personaje la actitud perfecta, además de haber memorizado sus diálogos tan bien que nos hace creer que en realidad estamos frente a una mente privilegiada. Chris Evans es otro de los que realiza un gran trabajo, la personalidad de su rol es visible y da credibilidad a su papel como el tío de Mary. Sin embargo, Lindsay Duncan (Evelyn) y Jenny Slate (Bonnie) interpretan personajes algo sobreactuados, que vuelven algunas escenas forzadas.

“Un don excepcional” es una película divertida que utiliza de la simplicidad para contarnos una historia que podría haber tenido una carga más compleja. La comedia funciona excelentemente en cada momento en el que es utilizada, y los detalles del juicio nos regala datos importantes que hace prestar mayor atención a su narración. Tal vez no es un filme perfecto, pero entretiene, divierte, y queda guardada en tu memoria, algo muy positivo al final de cuentas.

Calificación:

Tráiler: 

Comentarios

Tags:
Daniel Burbano Tacle

Periodista y fanático del cine. Taxi Driver me cambió la vida. Sígueme en redes sociales Twitter: @DanielBurbanoTa Instagram: danielburbanotacle