Últimas

Entrevista a Juan Fernández Gerbauer y Nicolás Suárez, directores de “Hijos Nuestros”

Entrevista a Juan Fernández Gerbauer y Nicolás Suárez, directores de “Hijos Nuestros”

Este jueves llega a nuestras salas la ópera prima que vio la luz por primera vez en la 30° edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, como parte de la Competencia Nacional. En ella se presentaron producciones de gran calibre y con un futuro prometedor para las salas argentinas. Una de ellas es sin lugar a dudas “Hijos Nuestros”, una comedia dramatica de gran logro estético e intelectual dirigida por Juan Fernández Gerbauer y Nicolás Suárez.

Hijos Nuestros” retrata la vida cotidiana de Hugo, un taxista de barrio con un fanatismo religioso por los colores de San Lorenzo. Pero claro, todo amenaza con cambiar el día que una mujer y su único hijo se suben al taxi de Hugo para poder llegar a un partido de fútbol.

Revista Toma 5 tuvo la posibilidad de dialogar con los jóvenes realizadores en una fluida entrevista mano a mano en el Hotel Provincial de Mar del Plata.

-¿Cómo nació “Hijos Nuestros”?

-Nicolás Suárez: “Hijos nuestros” es un compilado de nuestras experiencias personales. Por otro lado, al estar observando tanto tiempo el cotidiano, vimos cómo se juntan en cierta enfermedad eso de estar mirando fútbol. Es algo que politiza un montón de cosas, por ejemplo, llorar por mirar un partido. Esa debilidad emocional nos llamó la atención para hablar de ella.

-Juan Fernández Gerbauer: La película la encontramos en la fe que se deposita en algo, en la esperanza. Nos pasaba que cuando ibamos al Club San Lorenzo a hablar con los chicos, con los entrenadores para ver si podíamos filmar ahí; pasabamos por las pensiones de pibes que se vienen del interior y son la esperanza de la familia. Saben que de ochenta va a llegar uno. Los profesores los cuidan pero no saben que va a salir. Y la única posibilidad de salvación es el fútbol, el único punto que queda, es la fe.

-¿Por qué eligieron San Lorenzo como el club del personaje principal?

-JFG: A diferencia de otras propuestas que tuvimos, en San Lorenzo pudimos grabar en el estadio con las inferiores. Todo de buena onda y ellos queriendo hacer un aporte a la cultural. Nos dimos cuenta que nos interesaba trabajar con ciertos colores, y buscar ciertos climas a nivel visual. Había algo muy lindo en San Lorenzo, y es que el club tiene una evolución inversamente proporcional a la del personaje. Cuando se va a agarrar del mejor momento de su vida, su momento áureo, el club esta pasando un momento que los jugadores se tiene que duchar con agua fría. Y ahora que Hugo esta estancado en su vida, el club terminó ganando la Copa Libertadores, el Papa es de San Lorenzo.

-NS: Un elemento más fue que nosotros necesitabamos que el club fuese porteño. Porque tiene que ver con el fútbol que es un fenómeno bastante urbano: esto de que los estadios pertenecen a los barrios, y a su vez, a las ciudades. Eso se conecta con lo económico: las personas trabajan en la calle, se mueven en la calle, viven en la calle; viven en la ciudad. El fútbol como un fenómeno de masas. Creo que en la Argentina se hace evidente pero que es bastante universal. Es por eso que la religiosidad y fútbol son celebrados al extremo. Creo que pasa en todos lados y es facilmente entendible por cualquier persona.

¿Por qué se eligió a Carlos Portaluppi para el papel principal?

– JFG: Por lo menos en las primeras lecturas de guión lo había ido a ver a una obra de teatro y me acuerdo que estaba medio fanatizado con él. Y bueno, lo hablamos y quedamos. Él siempre fue para adelante. En algunos momentos evaluamos posibilidades pero fue más para hacer el ejercicio.

-NS: Carlos para nosotros siempre fue muy importante para apuntalar a los otros personajes, porque tiene una construcción y una credibilidad única. Desde el primer boceto de story board fue pensando en alguien cómo él.

-¿Cómo se conformo el resto del elenco? ¿Qué pueden decir de Ana Katz y Valentín Greco?

-JFG: Ana es una actríz increíble. Está muy atenta al vestuario, y desde ese lugar, que yo creo que todos los actores tienen que estar atentos, élla aporto un montón de cosas. Incluso situaciones que se iban decantando, como las entregas a domicilio y su aporte constante. Es también la energía femenina, la luz de la película. En el caso de Valentín, nosotros sabíamos que queríamos un chico que jugará al fútbol. Entonces convocamos actores y no actores que jugaran al fútbol. Cuando Valentín llegó al casting los dos salimos convencidos de que nos gustaba mucho, e inseguros porque no era actor. Y teníamos miedo de no saber si podía soportar los tiempos de rodaje.

-NS: Pero también sabíamos que los padres eran actores y conocían el medio. Entonces lo primordial para nosotros era que jugara al fútbol de una forma creíble como en su manera de hablar.

-¿Hay alguna fecha posible de estreno comercial?

-JFG: La estamos estrenando acá, en el Festival de Mar del Plata. Tuvimos una instancia de work in progress en Guadalajara y en Cartagena. Pero pasaba que si estrenábamos en otro lugar que no sea acá, no exísta esa cercanía con la forma de hablar ni de identificarse con los personajes. Eso no nos da una seguridad de saber dónde estamos parados. La idea es estrenarla comercialmente en Argentina lo más proximo que se pueda. Lo que más queremos es que la película se vea.

Hoy la ilusión a futuro de directores se ve cumplida, «Hijos Nuestros» se estrena este jueves en nuestro país.

Comentarios

Tags: