Últimas

«Far Cry Primal»: Un viaje salvaje al pasado

«Far Cry Primal»: Un viaje salvaje al pasado

Lanza en mano nos metemos de lleno en el mundo prehistórico de «Far Cry Primal«, la 5° entrega de esta saga de aventuras de Ubisoft, que nos pone delante una gran responsabilidad y armas a nuestra disposición para hacer lo que mandan los cánones en un FPS : Golpear, disparar y cargar contra enemigos a diestra y siniestra.

Viajando a tiempos antiguos

«Far Cry Primal» se desarrolla en el 10.000 A.C., al final de la era de Hielo, en el valle ficticio de Oros, lugar donde nuestro protagonista Takkar intenta echar raíces y forjar una nueva colonia en lo que parece ser un paraíso del Mesolítico. Desde el comienzo no contamos más que con alguna lanza y desde allí tendremos que recolectar de la naturaleza los materiales necesarios para forjar nuestras armas y diferentes ítems. Con la experiencia y la ampliación de la población iremos desbloqueando nuevas mejoras tanto en armamento como en técnicas y elementos nuevos. Obviamente, siempre llevando a cabo la recolección de diferentes tipos de flora, fauna y minerales. Aquí encontramos el primer aspecto negativo: La necesidad constante de recolectar todos los items posibles que uno se encuentre para juntar los suficientes y así poder construir o mejorar algo, lo cual se vuelve algo tedioso por momentos.

Si bien la sensación de estar en peligro constante y tener que sobrevivir de la caza y la recolección se transmite de forma idónea (que en parte se  logra por la ambientación brutal del juego), esto se vuelve tedioso con el pasar de las horas, incluso llegando a ser un poco repetitivo. Algo que ha sucedido con anterioridad en otros juegos de la firma como en «Asassins Creed«, por ejemplo.

Con el historial de juegos desarrollados por Ubisoft, sabemos ya que desde el principio nos vamos a encontrar con un entorno muy bien logrado y un mapa con complejidades, a veces, hasta innecesarias. Este es uno de los factores que más se aprecia ya que, gráficamente, el desarrollo es impecable. Ojo: A nivel jugabilidad esto a veces molesta debido al exceso de vegetación que existe, lo cual impide mucho la visibilidad en momentos críticos.

Un punto interesante es la habilidad de Takkar denominada «Señor de las Bestias«. Con ella, él puede domar a ciertas criaturas utilizándolas con varias finalidades. Desde compañeros de caza, distracciones o hasta como montura. Pasando desde el Búho, quien nos dará una vista aérea de ciertas situaciones, hasta domar a los imponentes Mamut y utilizarlos como tanques contra el enemigo.

Un Far Cry que se aleja a los otros

Ahora bien, en lo que respecta a el funcionamiento de la física de las armas o simplemente la manera en éstas que se pueden emplear, no hay cambio respecto a las entregas anteriores. De hecho, se disminuyó la cantidad y las ofertas de armamento aquí son más limitadas, al igual que los gadgets que se reducen a plantas o piedras raras simplemente. El sistema de combate cuerpo a cuerpo sigue siendo un problema: A veces puede confundir mucho y no solo ofrece un combate poco realista sino que nos complica al momento de apuntar al enemigo o mantenerlo en la mira.

El mapa del juego es bastante grande, pero mantiene una gran similitud con alguno de los que ya vimos en la saga. Algunos cambios de vegetación y dirección (producto seguramente de la necesidad urgente de sacar una nueva entrega sin que pase otro año), pero no mucho más.

Esta nueva edición se aleja un poco de lo que los demás «Far Cry» representan, pero cumple a la hora de mostrarnos un mundo brutal y muy salvaje capaz de enseñarnos algo. Con violencia extrema y mucha sangre, «Primal» logra mantenernos tensos en varios momentos, haciendo de este un juego de observación y participación más que un juego en el cual uno podría moldear el resultado.

Gameplay: puntuacion 2,5

Sonido:puntuacion 3

Gráficos:puntuacion 4,5

Historia: puntuacion 2,5

 Experiencia: puntuacion 3

Trailer:

 [youtube https://www.youtube.com/watch?v=8mTBFzDGons&w=640&h=360]

Comentarios

Tags: