Últimas

“El jugador”: Poca diversión para ese título

“El jugador”: Poca diversión para ese título

Una película basada en una de la obras de Fiódor Dostoievski puede parecer a priori una buena idea para disfrutar en el cine. Lamentablemente, “El jugador” es un filme que carece de emoción e interés y provoca bostezos durante gran parte del mismo. El relato cambió tanto con respecto al libro que acaba sin nada que contar.

La historia se desenvuelve alrededor de Alejandro Reynoso, un apostador retirado que viaja a Mar del Plata para entregar un dinero a Sergio y Paulina, nietos de su jefe. En un principio, el capital está destinado para los negocios familiares. Sin embargo, Sergio lo utiliza para adquirir droga junto a su novia y su amigo, sus socios en el negocio, dejando de lado a su hermana. Esta situación provoca que ella robe la droga y pida ayuda a Alejandro para venderla, destacando además que él permite que ella lo manipule debido a los sentimientos que le produce. Se provoca entonces un juego intereses entre todos que provocarán resultados inesperados.

El gran problema que tiene la película es que en sus casi dos horas de metraje los acontecimientos son pocos e incluso nulos. La narración cae constantemente en pozos sin dirección que provocan que te aburras y desesperes en tu butaca. Tienes que esperar por lo menos hasta la mitad del filme para que empiecen a suceder situaciones interesantes, pero en ese punto ya no sirve de mucho para que cambie tu parecer sobre la producción.

Otro gran defecto que tiene es la inexistencia de carisma en el personaje principal. Alejandro Awada es un excelente actor, pero simplemente no logró brindar a su personaje de la personalidad necesaria para que el espectador lo pueda adoptar como protagonista. El resto del elenco compuesto por Pablo Rago, Guadalupe DoCampo, Lali Gonzalez, Esteban Bigliardi y Walter Donado; realiza interpretaciones correctas, aunque sin brillo. Lo mejor en este apartado es Oscar Alegre, como el abuelo y jefe de Alejandro, que brinda probablemente los momentos más llamativos dentro de la historia.

Dan Gueller presenta su primer largometraje tras realizar los cortos “El último robo”,  “Fino límite” y “Te juro que te amor”. El resultado de su primera experiencia en un proyecto de tal magnitud deja un sabor amargo. Tal vez la dirección sea su mejor cualidad, pero al tener un guión con tantos problemas difícilmente se pueda hablar bien de la película.

Para concluir vale la pena volver a mencionar que el filme no consigue entretener, que al fin y al cabo es por lo que vamos al cine. Mi experiencia en la sala fue negativa y no la recomendaría para ir a verla. En todo caso, ya expuse mis opiniones tras visualizarla, tal vez otros la encuentren más agradable y le hallen incluso lo positivo. Si te quedan dudas, lo mejor que puedes hacer es mirarla.

Calificación: puntuacion 2

Tráiler:

Comentarios

Tags:
Daniel Burbano Tacle

Periodista y fanático del cine. Taxi Driver me cambió la vida. Sígueme en redes sociales Twitter: @DanielBurbanoTa Instagram: danielburbanotacle