Últimas

«Kryptonita»: No somos héroes

«Kryptonita»: No somos héroes

«Kryptonita» es una de las pocas películas de industria nacional que ha generado tanta ansiedad, anticipación, manija de cara a su estreno, cosechando una base de fans antes incluso de verse en cines.

Es que muchos vienen del libro en el que está basada, aquel escrito por Leonardo Oyola y publicado por editorial Random House en 2011. Con varios premios en su haber y coqueteada por otros directores que quisieron llevarla a la pantalla grande, la novela fue un éxito desde su salida al mercado.

Y por la misma estrella parece estar marcada la película, dirigida por Nicanor Loreti, que viene cosechando elogios desde su primera proyección completa en el 30° Festival de Mar del Plata a comienzos de Noviembre. Ya habíamos tenido la chance de ver un primer adelanto en PopCon 2015 allá por Septiembre, cuando se presentaron el elenco, director y escritor en un panel que despertó pasiones.

Poco es el tiempo que recorrieron desde la presentación del proyecto el año anterior, y esto es algo que llama mucho la atención de «Kryptonita»: la rapidez con que fue producida, filmada, post-producida y terminada. Y no sólo eso, sino la cantidad de gente que trabajó en el film, increíblemente poca si se compara con las grandes producciones que despiertan el mismo fervor.

Y eso es justamente lo que tiene «Kryptonita»: su propio sello, personalidad y ritmo de la mano de estos personajes que poco tienen en común con sus contrapartes norteamericanas. Construída más como una crítica social que como mero entretenimiento, la historia nos lleva al Hospital Paroissiene, donde cada día «el Tordo» y la enfermera Nilda deben enfrentar una dura realidad para poder salvar vidas. Allí es donde cae la banda de «Nafta Súper», una versión criolla de superhombre, herido a muerte por su máximo enemigo. Sus amigos intentan salvarlo a punta de cañón, mientras esperan a que despunte el sol. En esta noche en vela conoceremos a los integrantes de la banda, algunos más en profundidad que otros, y sus propias historias y motivaciones.

Si bien la historia deja por momento baches bastante grandes, de esos que se rellenan leyendo el libro, en general los personajes están muy bien construídos y la trama nos atrapa por completo. Tanto, que la película se hace muy corta. Con una duración de apenas 80 minutos, nos quedamos con gusto a poco.

Pero sin dudas vale la pena, especialmente por las actuaciones y por esas escenas increíbles corte «Sin City» que retratan el trasfondo de nuestros superhéroes devenidos en criminales.

Algo que sí tiene en común con las grandes películas de superhéroes es el doble final, un acierto enorme que hay que quedarse a ver después de los títulos.

Calificación: puntuacion 3,5

Trailer:

Comentarios

Tags: