Últimas

Editorial: ¿Por qué “La Bella y la Bestia” es un clásico en toda regla?

Editorial: ¿Por qué “La Bella y la Bestia” es un clásico en toda regla?

Convertir un largometraje en un clásico popular no resulta nada fácil. Para llegar a esa instancia una película debe contar con una historia original, atractiva y de una excelentísima calidad a nivel actoral y, por supuesto, también de nivel técnico. Sin embargo, no podemos quedarnos en este punto únicamente.

Existen infinidad de cintas de una calidad increíble que no han podido gozar del éxito comercial, por lo menos, al momento de su estreno. No obstante, hay otro grupo de películas que han logrado batir records de audiencia  y que se han llevado el corazón del espectador al instante. Obtener el reconocimiento de la crítica y del público al mismo tiempo transforma a un simple film en un mítico clásico que, a pesar del paso del tiempo no podrá ser olvidado jamás.

“La Bella y la Bestia”, una adaptación cinematográfica de un cuento homónimo -en su versión abreviada- de la escritora  Jeanne Marie Leprince de Beaumont consiguió ser una de las mejores películas de todas las producidas por Disney.  Asimismo, fue la primera cinta animada nominada al Oscar en la categoría “Mejor Película”, cabe destacar que, en ese momento, aún no existía la nominación a “Mejor Película Animada”.

Por otro lado, este filme que incorpora innovadoras técnicas de animación, nos brinda una historia que delinea un nuevo modelo de “joven”, independiente e interesada en ser algo más que solo la esposa de un príncipe. Bella es una intelectual con ganas de cambiar el mundo. Quizás, este pudo haber sido el comienzo de un lento proceso que llevó a Disney a romper aquellos estereotipos tradicionalistas acerca de los hábitos de una mujer. Además, deja a un costado el tema de la belleza, cuestión más que importante en todas las anteriores películas de Disney. En este caso, Bella se enamora de un monstruo enorme y salvaje que nada tiene que ver con el característico príncipe rubio. Es interesante que el mayor mensaje del filme sea aislar lo superfluo y amar desde un lugar genuino.

Otra de las razones por las cuales esta cinta logró ser un “clásico” es por su exquisita banda sonora compuesta por Alan MenkenHoward Ashman. Cada una de esas piezas musicales se han vuelto inolvidables para todos los que hemos disfrutado de la película, al menos una vez.

Gracias a esta cinta el universo Disney renació. Volvió a crear a célebres superproducciones que, además nos siguieron emocionando. Los clásicos imprimen una huella imposible de borrar en la sociedad.  Y “La Bella y la Bestia” es el claro ejemplo de una película que continuará repartiendo su magia por generaciones.

Comentarios

comments

Tags:
Rocío Sirimarco

Periodista. Hippie Tech. Fanática de David Fincher.