Últimas

“Life: Vida inteligente”: Suspenso del bueno

“Life: Vida inteligente”: Suspenso del bueno

«Life» traerá sin dudas un sinfín de comparaciones con los primeros episodios de la saga “Alien”. Sin embargo, vale la pena rescatar que el film consigue el mismo efecto que aquellas producciones y por lo tanto te mantiene hipnotizado a la pantalla durante toda su metraje. Y si bien no logra explorar toda la complejidad que significaría el hallar vida fuera de nuestro planeta, como propuesta de entretenimiento es un excelente caso que puede ser el inicio de una nueva franquicia.

La trama nos ubica en la Estación Espacial Internacional, en donde su tripulación recupera las muestras del primer ejemplo de vida fuera de nuestro planeta. Una vez que empiezan los análisis, el equipo logra que las células vuelvan a la vida. Todo estará en orden hasta que estas células empiecen a evolucionar a una velocidad increíble, poniendo en peligro a todos los tripulantes de la nave.

El director sueco Daniel Espinosa («Easy money», «Safe house») logra que nos adentremos en la historia utilizando los mismos recursos que en su momento explotaron a la perfección Ridley Scott y James Cameron en sus respectivas películas de la saga «Alien«. Los movimientos de cámara, los sorpresivos apariciones de la criatura y el sonido perfecto ayudan a que la narración no pierda el ritmo. Sin embargo, pese a todas estas cualidades, el guión es bastante simple y nos deja con ganas de mayor profundidad sobre el extraordinario acontecimiento que sucede y algunas decisiones incoherentes de algunos de sus protagonistas. «Life» no explora lo suficiente todos sus tópicos y termina dejando un sabor amargo, sabiendo que podríamos haber presenciando una historia que ofrezca lo que “Alien” no.

Con respecto al elenco, el nivel es disparejo. Por un lado tenemos a Jake Gyllenhaal y Hiroyuki Sanada transportando un carisma excepcional fuera de la pantalla, lo que permite que te encariñes y te preocupes por sus personajes. El caso opuesto es Ryan Reynolds y Ariyon Bakare, quienes no consiguen vendernos sus roles como astronautas, tal vez por culpa de ciertas falencias absurdas en el guión. En el medio de ambos polos está Rebecca Ferguson, quien camina por la delgada línea durante todo el film.

Es extraño que veamos una producción tan parecida a un clásico del género, porque puede provocar una serie de comparaciones que afectarán a su trama y a la aceptación de la audiencia. No obstante, a medida que avanza el metraje uno se olvida de “Alien” y acepta un argumento similar con diferentes personajes y acontecimientos. A primera vista, parece ser una interesante apuesta de Sony que puede traer grandes réditos a su estudio y a los participantes de la misma.

Una vez más vale aclarar que “Life: Vida inteligente” es una gran película para disfrutar en el cine y que seguramente no decepcionará a los fanáticos de la ciencia ficción. La clave es no exigirle mayor originalidad. Estamos frente a un interesante ejercicio de ciencia ficción mezclado con la cuota de suspenso adecuada para agradar a todos.

Calificación: 

Comentarios

Tags:
Daniel Burbano Tacle

Periodista y fanático del cine. Taxi Driver me cambió la vida. Sígueme en redes sociales Twitter: @DanielBurbanoTa Instagram: danielburbanotacle