Últimas

LO QUE NOS DEJÓ EL 2018: ¿Mas bueno que malo?

LO QUE NOS DEJÓ EL 2018: ¿Mas bueno que malo?

Un año más que se va. Un año que tuvo sus altas y bajas. Para algunos un año excelente, lleno de éxitos y para otros no tanto. Y en el mundillo Gamer pasa exactamente lo mismo. Algunas productoras de videojuegos se alzaron victoriosas y otras se fueron a pique con grandes fracasos.

Con unos cuantos años en el mercado, y ya casi culminando sus trayectorias, las grandes consolas llegaron a un estado en donde todo lo que se produce para ellas esta optimizado al máximo, logrando un nivel de excelencia en el acabado artístico, de imagen y sonido (a excepción de Nintendo, que recién arranca con Switch). Lejos quedaron los tiempos de experimentar, y ya sabiendo de que era capaz la actual generación, no duraron en tirar toda la carne al asador y explotar al máximo su potencial.

Es por esa razón, que el año 2018 fue, gratamente para el mundo gamer,  más bueno que malo, y te vamos a contar por qué. Pero, si vamos a hablar de todo lo que paso este año dentro de nuestra comunidad, la nota se haría muchísimo más extensa de lo que realmente queremos, y fácilmente llevaría al aburrimiento a cualquiera que quisiera leerla. Así que, vamos a resumir que eso lo que nos dejo el año 2018 en materia Gamer, nombrando y puntualizando en los aspectos más relevantes.

Mostrando superioridad en su conferencia de prensa  de la E3, Microsoft tuvo un año bastante bueno. Durante la celebración de la expo la compañía americana no dudó en demostrar un sinfín de títulos entre exclusivos y demás que podrás disfrutar si sos un afortunado poseedor de una XBOX ONE o sus variantes. Por otro lado, desafortunadamente la XBOX ONE X (la respuesta de Microsoft a la PS4Pro de Sony), no tuvo la rápida popularidad y superioridad que Microsoft hubiera querido, quedando un poco retrasada y pasando sin pena ni gloria.

Pero también tuvo aciertos, y sin duda el más notable fue el nuevo servicio llamado XBOX GAME PASS, el cual por solo por $239 al mes te perite disfrutar de un inmenso catálogo de juegos y en su mayoría bastante recientes y de calidad AAA. Sin duda Microsoft supo aprovechar y ponerse al frente de los mejores servicios Online que ofrecen las consolas y PCs.

Si hablamos de Sony y de PlayStation 4  es imposible no hablar de sus exclusividades, y este año destapó la olla y sacó dos maravillas una atrás de la otra.

Apostando a los fans de la franquicia Sony nos trajo este año una nueva entrega de God Of War. Esta entrega, lejos de ser más de lo mismo, se llevo el premio a mejor juego del año demostrando que con un poco de frescura y nueva visión la vieja franquicia está más vigente que nunca.

Poco tiempo después, en el último tirón del 2018 de la mano de Insomaniac Games el vertiginoso Marvel’s Spiderman aterrizó en exclusiva para PS4. Si bien no brillo durante la última entrega de los VGA, este tremendo juego demostró que los basados en superhéroes de comic pueden ser geniales a veces. Con acabado gráfico y una banda sonora espectaculares, Spidey reparte coreográficos golpes en una ciudad de NY recreada a la perfección. Y de acuerdo al final, en lo personal, creo que es el comienzo de una saga que disfrutaré jugar. Espero que así sea.

Para terminar con el 2018 de Sony, su presentación en la E3 no fue de las mejores, si bien mostró cosas muy interesantes y que todo el mundo gamer espera con impaciencia, nos dejó un sabor a poco a pesar de la calidad. Pero más que amargo fue un sabor agridulce ya que en su demostración estaba implícito  el hecho de que PS4 está cerrando su ciclo de vida a lo grande y su sucesora se está gestando al fin, y creemos que no faltara mucho para que finalmente vea la luz.

Ademas de todo esto, Sony apuntó a la nostalgia y este año se sumó a la moda de las classics mini sacando su versión de la mítica PlayStation, aunque con un catalogo más que pobre que por algún que otro juego en particular no sorprende a nadie.

Y así como Sony se sumó a la moda de sacar consolas viejas en miniatura Nintendo se sumó a la moda de servicios online con su aún inmadura Switch. Ofreciendo un servicio pobre que no es más que solo la posibilidad de jugar online, un espacio en la nube para guardar datos, y un regalito de un juego de la clásica NES por mes, que nadie quiere.  Nintendo no supo aprovechar el año, el cual podría haber utilizado a su beneficio ya que teniendo una consola relativamente nueva en el mercado, y que esta fuera de lo convencional, demostrase su diferencial potencial.

Pero así como suele hacer Nintendo y como todo el mundo sabe, volvió a lanzar una nueva entrega de sus franquicias exitosas, que sin duda es el fuerte de la compañía nipona. Súper Smash Bros. volvió a aparecer en escena con su versión Ultimate, que  es más de lo mismo con una cantidad inmensa de personajes para elegir que sin duda no vendrán de entrada en el juego, y que de seguro deberás pagar aparte para poder elegirlos.

En un balance general, Nintendo no tuvo un gran año. Con un par de desaciertos y un poco más de promesas vacías decepcionó bastante. Esperemos que el próximo año se luzca ofreciendo un poco más que lo poco que dió este año.

En caso de juegos en general, además de los ya anteriormente mencionados, no podemos dejar de lado otros que rajaron la tierra haciéndole una grieta lo bastante ancha para que otros cayeran en ella.

Rockstar dejo bien en claro que sabe hacer juegos que rompen todos los estándares con el casi perfecto Red Dead Redemption 2. Un juego tan intenso como impredecible que te mantiene inmerso en su mundo aún cuando no lo estás jugando; y cuando lo jugás nada más importa. Transportándote al lejano oeste RDR2, arranca con una historia un poco común pero que con el correr del juego se va tornado cada vez más espesa, vibrante y emotiva. Lleno de acción y de momentos para disfrutar sin tocar el control, la segunda entrega de esta saga vino para que, sin duda, marques tu sillón con la forma de tus partes traseras.

En cuanto a los desafortunados podemos nombrar a Shadow of the Tomb Raider en principio que lamentablemente tuvo un desacierto en cuanto a su fecha de lanzamiento y fue totalmente opacado y pasado desapercibido por el tanque de Rockstar, a pesar de ser un gran juego.

Por otro lado Fallout 76, decepcionó completamente siendo un juego más errado, lleno de problemas y que de seguro fue un golpe fuerte para la franquicia. Veremos si existe alguna manera de reparar este error en el futuro.

En fin, 2018 fue un buen año, aceptable a menos, y podemos estar seguros de algo: lo que nos dejo el 2018 es como siempre, grandes expectativas para el 2019.

Disfrutá el 2019 y exprimilo al máximo. Y si no sabes que jugar, siempre es bueno mirar hacia atrás. Nos vemos en la próxima!

Comentarios

Tags: