Últimas

LOST IN RANDOM: El azar manda

LOST IN RANDOM: El azar manda

Cartas, dados y acción en un mundo que por su estética pareciera ser sacado de una película de Tim Burton. Estos son los pilares que definen Lost in Random, el nuevo juego que tuvimos la oportunidad de disfrutar gracias a la gente de EA.

HISTORIA

Cuenta la historia de dos hermanas, Par e Impar, que viven en Random, un universo dominado por la Reina Triana y por las leyes del azar. Una de las prácticas impuestas por esta tirana es que cada niño, al cumplir los 12 años, debe definir a través cuál será su destino arrojando un gran dado negro. Según el número que saque, sería enviado a uno de los mundos que conforman el reino por el resto de su vida. La aventura de Par, nuestra protagonista principal, comienza cuando es separada de su hermana Impar, quien logra por una jugarreta extraña del destino arrojar un seis y ser enviada a otro mundo contra su voluntad. Par decide ir en búsqueda de su hermana para rescatarla y emprende su viaje a través de los distintos mundos que componen Random.

En su camino se cruza con Dadelion, un dado legendario que se convierte en su compañero de aventuras y pasará a ser pieza fundamental para avanzar a lo largo del juego, tanto en las peleas como en su narrativa.

Lo más interesante de este título es la mecánica de combate. A través de los diferentes mapas que componen Random, nos estaremos enfrentando a diversos enemigos que tendremos que derrotar para conseguir objetos o pistas que nos conduzcan a la siguiente parte de la historia.

JUGABILIDAD

¿Querías un juego complejo? Pues, Lost in random combina un combate clásico de RPG con dados y cartas. Es difícil explicar la mecánica en pocas palabras, pero voy a intentarlo: Para causar daño, se deben utilizar cartas que tienen diferentes habilidades, cuya mano es cargada a través de cristales que sólo son obtenidos disparando o dañando a los enemigos en sus puntos débiles. Cierta cantidad de cristales recogidos desbloquea una carta más en la mano propia. Una vez completada la mano, se le suma el azar del dado, ya que cada carta tiene su coste y Dadelion en sus tiradas decide cuánto puedes gastar en cada una de estas instancias. Al principio puede sentirse un poco tosco, pero una vez acostumbrado al ritmo del combate se vuelve muy vertiginoso y divertido.

El mazo de cartas disponible para el combate también se construye a gusto y piacere. A lo largo del juego existe la opción de ir recogiendo monedas que pueden ser intercambiadas por nuevas cartas en una tienda in-game. Esto permite que la experiencia de juego se pueda personalizar a partir de la construcción del propio mazo.

Por momentos combina también estas mecánicas con juegos de tablero, donde la duración de las peleas está determinada por el tiempo que demora en llegar un peón a su casilla de salida en una especie de Juego de la Oca.

¿NADA LIBRADO AL AZAR?

Un detalle no menor, es que en el lore del juego se hace uso y abuso todo el tiempo de juegos de palabras, con idioma original inglés. La adaptación del guión en este aspecto es impecable, la mayoría de los chistes y la significancia de los nombres de las locaciones y los personajes no se pierden en su traducción al español. Esto ayuda a que el juego sea accesible a quienes no dominan el idioma original, sin perder gran parte de la historia que es contada a través de estos recursos.

Otro recurso que me pareció brillante es la representación de cada uno de los mundos que conforman el Reino en relación a las caras de los dados: Unurbio, Londos, Triena, Mone Cuatro, Cincópolis y Seisiano. Cada mundo refuerza el protagonismo del número que representa en su historia y las misiones secundarias que nos toca cumplir. El ejemplo más claro es “Londos”, que representa a la cara del dado del número dos. Es un mundo duplicado por otro que se encuentra de cabeza (como el famoso Upside Down, pero colgando del cielo) y donde cada uno de los personajes tiene una doble personalidad que toma la posta en distintas partes los diálogos que podemos intercambiar con ellos.

CONCLUSIÓN

En resumen, Lost in Random es un juego al que no le falta nada. La historia es interesante, la estética la refuerza y los elementos de combate lo convierten en un juego único. Quizás le agregaría un tutorial más completo para llegar al primer mundo con más herramientas, sin embargo la curva de aprendizaje es bastante rápida.

Hay muchos detalles más que me fascinaron y me gustaría compartirlos con ustedes, pero descubrirlos por uno mismo es parte de lo que lo vuelve tan placentero y que logra sacarte una sonrisa.

Trailer:

Puntuación:

Historia:

Gráficos:

Sonido:

Jugabilidad:

Experiencia:

Comentarios

Tags: