Últimas

Martin Scorsese: Una vida dedicada al cine

Martin Scorsese: Una vida dedicada al cine

La frase “ama lo que haces” probablemente nació por personas como Martin Scorsese. En sus poco más de siete décadas de vida se ha entregado con cuerpo y alma al séptimo arte. Considerado como uno de los directores más grandes de todos los tiempos, logró labrar una carrera impresionante que cuenta con obras maestras como: “Taxi Driver”, “Toro Salvaje” y “Buenos Muchachos”. En 2017 estrena “Silencio”, una película que le costó 25 años para llevar a la pantalla grande. Por ello, en esta nota haremos un recorrido por los aspectos más relevantes de su vida.

Hijo de italianos que se mudaron a Nueva York en busca del sueño americano, creció en el barrio “La Pequeña Italia” del distrito de Manhattan. El pequeño Marty tuvo que convivir en su niñez con las alergias, las cuales no le permitieron estar fuera de casa constantemente. Es por ello que en el cine encontraría un pasatiempo que a medida que transcurrieron los años se convirtió en su mayor pasión. En un principio aspiraba a convertirse en sacerdote, debido a la fuerte influencia católica engendrada en su familia. Sin embargo, terminó estudiando cine y con apenas 25 años realizó su primer largometraje titulado «Quién llama a mi puerta». Este contó con la participación de Harvey Keitel y la editora Thelma Schoonmaker, quienes seguirían acompañándolo a lo largo de su filmografía.

En 1973 estrenó el filme “Malas Calles”, que representó un éxito crítico y llamó la atención de muchos productores en Hollywood. Vale aclarar que en esos tiempos el cine de autor era el más apreciado en las salas de cine. En este filme también conoció a Robert De Niro por recomendación del director Brian De Palma, dando así nacimiento a una de las duplas legendarias del cine. Tras el triunfo que significó esta película, Francis Ford Coppola recomendó a Ellen Burstyn trabajar con Scorsese en “Alicia ya no vive aquí”. La actriz ganó un Óscar por su interpretación, y hasta la actualidad ella le da crédito al director.

Para 1976 el director ya había logrado fama entre las productoras, es por ello que le brindan la oportunidad de realizar “Taxi Driver”, con guión de Paul Schrader; previamente presentados por Brian De Palma, y con la actuación de Robert De Niro, Cybill Shepherd y una joven Jodie Foster. El filme lo hizo llegar al Olimpo del séptimo arte, ganando la “Palma de Oro” en Cannes y recibiendo varias nominaciones al Óscar. Sin embargo, la película también estuvo envuelta en un escándalo, cuando en 1981 John Hinckley Jr. intentó asesinar al presidente Ronald Reagan y en sus posteriores declaraciones mencionó al filme como influencia y para ganar la atención de Foster. Esto provocó que Scorsese sufra el miedo de otros productores.

En 1977, Scorsese decidió realizar el musical “New York, New York” que sería destrozado por la crítica y un fracaso en taquilla, ocasionando en él una fuerte depresión y una caída en las drogas. Tras estar más de un año en malas condiciones, De Niro le presentó el proyecto de “Toro Salvaje”, salvando su carrera y dándole su primera nominación al Óscar como Mejor Director. Tras esto, los ochentas serían una etapa de varios proyectos como “El rey de la comedia”, “Después de las horas”, “El color del dinero” y “La última tentación de Cristo”; la cual generó polémicas alrededor del mundo y hasta tuvo problemas con su estreno por varios años.

Los noventas iniciaron de buena manera para Scorsese. En 1990, estrenó “Buenos Muchachos” y consiguió un éxito inesperado, plantándose como el gran favorito a los Premios de la Academia. De manera sorpresiva, perdió el premio mayor con “Bailando con lobos” de Kevin Costner. Su filmografía continuaría con el remake de “El cabo del miedo”, que se transformó en su película más taquillera hasta entonces. Siguieron “La edad de la inocencia” en su primera colaboración con Daniel Day-Lewis, “Casino”, “Kundun” y “Vidas al límite”;  además de sumarse algunos documentales y otros filmes con créditos compartidos.

El nuevo milenio le hizo conocer a su nuevo actor estrella, Leonardo DiCaprio. Con él realizarían “Pandillas de Nueva York”, “El Aviador”, “La isla siniestra”, “El lobo de Wall Street” y la más recordada “Los Infiltrados”; puesto que le hizo acreedor finalmente de un Premio Óscar que durante toda su carrera le había sido esquivo. En 2011 realizó un filme infantil llamado “Hugo”, aunque más que ser dirigido a ese público, se convirtió en su carta de amor al cine.

En toda su trayectoria, Scorsese ha logrado dejar una marca que será imposible de borrar en el séptimo arte. No es de sorprender que se hayan publicado cientos de libros y documentales sobre su obra que aún sigue aumentando. Ames u odies sus filmes, no se puede negar que su pasión por el cine le ha permitido mantener una carrera muy completa. Ese amor también lo ha plasmado en su trabajo para recuperar filmes en malas condiciones. No cabe duda que Scorsese forma parte de la lista de los más grandes directores de todos los tiempos, y el mismo cine agradece que una persona así haya engrandecido la industria cinematográfica.

Comentarios

Tags:
Daniel Burbano Tacle

Periodista y fanático del cine. Taxi Driver me cambió la vida. Sígueme en redes sociales Twitter: @DanielBurbanoTa Instagram: danielburbanotacle