Últimas

«Orgullo, Prejuicio y Zombies»: Ellas al poder

«Orgullo, Prejuicio y Zombies»: Ellas al poder

En un mundo en donde la originalidad parece escasear y las remakes, re-escrituras y todo tipo de “re” están a la orden del día, llega una adaptación que sorprende por su frescura y picardía. La premisa es sencilla pero efectiva: ¿Qué pasaría si los habitantes de Meryton se ven revolucionados no solo por la llegada de un tal Mr. Bingley sino también por una horda de zombies famélicos?

Basada en la novela best-seller de Seth Grahame-Smith y Jane Austen, este film nos introduce en una Inglaterra en pleno siglo XIX cuyo mayor problema no son los conflictos territoriales con sus vecinos, ni las cuestiones religiosas que aquejan al mundo, no. Su mayor problema son los zombies y la rapidez con la cual dicha plaga amenaza con alimentarse de su población y terminar así con cualquier rastro de vida humana.

Sin mayores preámbulos, la película nos presenta una situación cotidiana que resulta ser mortal y que a su vez sirve como excusa para conocer a uno de sus personajes principales: el talentoso detector y exterminador de zombies, el Coronel Darcy. Luego la secuencia de créditos iniciales nos sitúa -a través de un interesante recurso pop-up- en el contexto histórico, narrada por el hipnótico Charles Dance (el Sr. Bennet), nos cuenta brevemente las causas de dicha plaga de malvivientes y aprovecha para entrelazar un par de chascarrillos culturales muy acertados. Finalmente, llegamos a la casa de la familia Bennet y es allí en donde comienza unas de las historias clásicas más famosas sumando a ella los (in)esperados huéspedes come-cerebros.

Lo interesante de “Orgullo, Prejuicio y Zombies” es que quienes se hicieron cargo del proyecto sabían exactamente qué tipo de material tenían entre sus manos: una parodia hecha y derecha de una de las grandes novelas de la literatura inglesa. Y es ahí en donde yace su genialidad: la película se vende por lo que es y no pretende nada más. A diferencia de predecesoras del estilo como “Abraham Lincoln Cazador de Vampiros” y “Hansel y Gretel”, el guión entremezcla de manera muy inteligente la prosa de Austen con hilarantes situaciones apocalípticas en las cuales el feminismo, las costumbres sociales y el honor shaolin dicen presente.

Lily James («Cenicienta«) hace un buen trabajo como Lizzie, la hermana a cargo del escuadrón Bennet, una fémina tan inteligente como bella y letal. Sam Riley («Maléfica«) cumple con un digno Mr. Darcy y Douglas Booth («Romeo y Julieta«) lo secunda en el papel del inocente Mr. Bingley. Sin embargo quien se roba los aplausos es el carismático Matt Smith («Dr. Who«) quien encarna a Mr. Collins, un personaje que debería resultar desagradable pero que encanta por su torpeza y ambigüedad. El elenco se completa con dos nombres británicos muy reconocidos: Charles Dance y Lena Headey, quienes supieron ser padre e hija en la épica “Game of Thrones”.

Vale la pena aclarar que no hace falta haber leído ninguno de los dos libros para disfrutar de “Orgullo, Prejuicio y Zombies”. Si bien tener conocimiento del libro base ayuda a entender más en profundidad el tratamiento satírico al cual está sujeto la trama, se puede comprender perfectamente y hasta quizás la no-lectura sea un factor menos condicionante para su disfrute. Quienes hayan leído ambos libros (como quien suscribe), van a poder aprovechar al máximo las referencias aunque por momentos algunos puntos en la trama no queden satisfactoriamente resueltos.

En resumen, una nueva mirada de una historia más que conocida en donde la combinación de vestidos de época, campiña inglesa y sesos nunca resultó tan atractiva.

Calificación: puntuacion 4

Trailer:

Comentarios

Tags:
Maru Manson

Algunos me conocen como @MansonEme. Escribo luego existo.