Últimas

¿Qué podemos esperar del estreno de “The Punisher”?

¿Qué podemos esperar del estreno de “The Punisher”?

Creado en 1974 por el guionista Gerry Conway y los dibujantes John Romita Sr. y Ross AndruThe Punisher se presenta como un justiciero dentro del universo de Marvel. Detrás de este antihéroe se esconde Frank Castle, un ex marine que fue víctima del asesinato de su mujer e hijos por parte de la mafia mientras se encontraban paseando por el Central Park de Nueva York. Desde entonces, juró vengarse de estos criminales, aplicando sus tácticas y habilidades aprendidas en la fuerza.

Si bien The Punisher también se enfrenta a los malvados, se encuentra en polos opuestos con otros héroes de Nueva York, como Spiderman o Daredevil, ya que no se rige por la ley y descree de la justicia. Para él no es suficiente con que el criminal vaya a prisión, sino que prefiere matarlo con sus propias manos. Es por eso que este personaje fue introducido en la segunda temporada de “Daredevil”, con una presencia magnífica, donde pudimos conocer más sobre su historia y nos proporcionó algunas de las mejores escenas de la serie.

Debido al éxito que causó The Punisher, Netflix le concedió una serie en solitario, la cual llega en el día de hoy a la plataforma con 13 episodios disponibles. ¿Qué podemos esperar de la producción de este justiciero? Se lo contamos acá:

La historia comienza luego de los sucesos ocurridos en la segunda entrega de “Daredevil”, donde Frank Castle (Jon Bernthal) consigue su venganza contra todos los implicados en la muerte de su familia. Seis meses pasaron de aquel momento en el cual se lo dio por muerto para que el protagonista comenzara una nueva vida. Pero ¿es posible seguir adelante cuando el cierre no significa la superación? Es así como será contactado por un personaje misterioso que le mostrará que no todo terminó, sino que detrás de aquella tragedia se escondía una conspiración aún más profunda que no solo afectó a sus seres queridos.

En primer lugar es necesario decir que lo más recomendable es haber visualizado “Daredevil” antes de comenzar con “The Punisher”, ya que no se vuelve a presentar al personaje y a su historia de fondo, sino que comienza una nueva trama a partir de lo visto, con un protagonista ya delineado. Además, existen algunos secundarios de esta serie madre que aparecen acá y sino tampoco se puede entender su relación con Castle.

Este hecho de que no veamos la historia de origen hace que al principio no tenga tanta fuerza como la tuvo en “Daredevil”. Allí lo vimos en plena acción, tomando la justicia por sus propias manos, pero ahora todo eso ya quedó detrás. Recién en el cuarto capítulo la trama va tomando forma y recobrando la entereza y esencia de su personaje, enfrentándolo a distintas fuerzas de choque. En “Daredevil” era un “villano” a enfrentar, no porque tuviera malas intenciones, sino porque sus modos y deseos eran diametralmente opuestos a los de Matt Murdock, pero acá directamente es un antihéroe que deberá derrotar a distintos frentes.

En este sentido, también nos encontramos con demasiados personajes secundarios: compañeros de la milicia (y otros soldados que volvieron de la guerra), agentes del FBI y la CIA que siguen las pistas tras Castle, entre otros que no podemos revelar sin caer en spoilers. Esto provoca que por momentos el personaje de The Punisher quede un poco desdibujado, como había ocurrido con Daredevil en su propia producción luego de la llegada del justiciero. De todas maneras, nadie es tan intrigante ni atractivo como lo es el protagonista, provocando que sus momentos sean únicos y los más relevantes. Algunos roles tampoco tienen tanto peso dentro del argumento, aunque con el paso de los capítulos vayan cobrando un significado aún mayor que todavía no se encuentra tangible desde una primera instancia.

La serie no busca solamente centrarse en la acción, con escenas violentas bien ejecutadas, sino también mostrar un lado más humano de Frank Castle, mezclando hechos concretos con flashbacks de imágenes con su familia, sueños, traumas, y reflexiones a través de conversaciones con otros personajes. Es por eso que tenemos una transición entre momentos más pausados abiertos al pensamiento y al sentimiento y otros con más poder, ritmo y giros inesperados y sorprendentes.

Por otra parte, la producción realiza una crítica a la fuerza militar, a los traumas con los que deben convivir los soldados que vuelven de Afganistán, Irak, cómo pueden sobrellevar lo que vivieron (si es que pueden), el rol de la violencia, la corrupción en la fuerza y en la policía, la justicia por mano propia (un ojo por otro ojo), entre otras cuestiones que están en constante vigencia en la sociedad norteamericana.

Probablemente la aparición de The Punisher en “Daredevil” haya dejado la vara muy alta para su serie en solitario, cuyos 13 episodios parecen muy extensos para la trama que se presenta. La pérdida de fuerza del protagonista y la gran cantidad de personajes secundarios que lo desdibujan se contraponen a la buena labor realizada por Jon Bernthal (no podríamos imaginarnos a otro actor como el justiciero), la crítica hacia la institución militar y las escenas de (excesiva) violencia bien ejecutadas. Quedará en cada espectador balancearlo más hacia un lado que hacia otro.

Comentarios

comments

Tags:
Samantha Schuster

Editora de la sección "Series" de Revista Toma 5 | schuster.samantha@revistatoma5.com.ar | @samischuster