Últimas

“Puente de espías”: Resolviendo la grieta entre dos modelos

“Puente de espías”: Resolviendo la grieta entre dos modelos

Puente de espías” está basada en la historia de James B. Donovan, un abogado de seguros que de un día para el otro se convierte en una pieza clave en el intercambio de un soldado americano por uno soviético.

Enmarcada durante la Guerra Fría esta película retrata otro tipo de conflicto, no a la que el público suele estar acostumbrado ya que se enfoca en su lado más político. Con Tom Hanks a la cabeza y Steven Spilberg en la dirección, la película logra revivir a un héroe anónimo y cotidiano que se lanza solo en un mar de especulaciones y que convive con la contradicción del ser o el deber ser.

Aunque distantes para muchos de nosotros, esta película toca la sensibilidad de más de un americano. El caso de Francis Gary Powers, piloto de las fuerzas armadas del país del norte, fue muy conocido y sobre todo difundido en los medios. Además de haber coincidido con el encarcelamiento de un espía soviético, excusa que vino como anillo al dedo para realizar un intercambio. A partir de este punto es que se desarrolla el eje central del relato, que por momentos, no será el mismo que el de la película.

Si bien esta historia se centra en las negociaciones por el intercambio de los espías, no es su punto de partida y es gracias a este orden de prioridades que la producción demuestra cual es el punto más importante. Todo, absolutamente todo se concentra en la relación entre Donovan (Hanks) y Rudolf Abel (Mark Rylance), acusado por ser parte del servicio de inteligencia soviético. Gracias a este punto en común, de defensor/acusado, el vínculo crece y nace una inesperada amistad que los lleva a lugares poco conocidos para ambos, como es el caso de la opinión pública, que supo destrozar la imagen de Donovan por ser el defensor de los comunistas. Hasta el director de la película, recuerda el caso y agrega: “Fue muy peligroso salir en las tapas de los diarios defendiendo a un espía soviético”. Pero como todo se concentra en este punto, es lógico que todo también se desprenda de éste mismo.

En cuanto a la realización, el film se apoya en las posibilidades que acerca un presupuesto de una mega producción. Por ejemplo: los protagonistas son impecables en todo sentido, la experiencia que Hanks y de Rylance aportan al espectador se refleja en una construcción simple pero cargada de contenido. En cuanto a los actores de reparto también agregan su condimentos a la formula, particularmente Amy Ryan quien interpreta a Mary Donovan, esposa del protagonista y piedra fundamental de la familia. Además cabe destacar que la historia sucede a principios de los 60’s y con este marco lograr que cada detalle en la ambientación o vestuario pueda completar un cuadro perfecto por cada toma realizada.

Sin embargo, por más detalles que se enumeren, todo recae en la dupla Spielberg y Hanks. Todo lo bueno que se ve está en la posibilidad que tienen estas dos personas de trabajar con plena soltura. Sin que nadie los lleve a un lugar donde no quieran ir, incluso con el discurso patriota que suelen teñir a este tipo de géneros. Híbrido gigantesco, mezcla de biopic, una de guerra e historia contemporánea. Algo tan grande que solo un reducido grupo de personas – el caso de esta dupla – puede realizar y manejar con soltura.

Simplemente genial.

Calificación:puntuacion 4

Trailer:

*Por Demián Rosales (Colaborador)

Comentarios

Tags:
Facundo J. Ramos

Periodista. Editor de la sección "Cine" en Revista Toma 5. Contacto: ramos.facundo@revistatoma5.com.ar Tw: @FakaJr