Últimas

«Revancha»: Todo lo que baja tiene que subir

«Revancha»: Todo lo que baja tiene que subir

Revancha” es otra película donde el deporte le devuelve todo a su protagonista. En este caso se centra en el boxeador y campeón de peso completo Billy Hope, interpretado por Jake Gyllenhaal, que luego de la muerte de su esposa ve como todo se diluye entre sus dedos y se queda – irónicamente – con nada. Lejos de asumir lo obvio, esta propuesta presenta un giro interesante y una estética sencilla, que se traduce en un mensaje claro desde el primer momento.

Esta historia comienza con una victoria, un nuevo cinturón para Billy Hope, un boxeador que ha sabido dejar su huella a lo largo del tiempo por tener una “técnica” centrada únicamente en su ataque. Con un nuevo campeonato ganado, el deterioro de su cuerpo se vuelve cada vez mas notorio y es su mujer Maureen, interpretadas por Rachel McAdams, la que le pide que se retire de las peleas por un tiempo. Sin embargo, como suele suceder en el mundo del deporte siempre hay alguien con quien competir, una nueva barrera que pasar y esta vez no es la excepción.

Así es como en una gala de recaudación de donaciones, Hope pierde a su esposa en un incidente poco claro con quien será su ultimo contrincante. De todas formas, es esta pérdida la que determina el quiebre del desarrollo del relato, dándole vía libre al protagonista para tomar todas las malas decisiones que lo llevaran a la ruina. De esta manera la perdida se vuelve la piedra fundamental de la película y, por sobre todas las cosas, en la historia de vida de los protagonistas.

Como el personaje de Gyllenhaal venía de un orfanato, ya era alguien que nunca tuvo nada, pero que lo había conseguido todo gracias al deporte. Paradójicamente también fue el deporte quien le sacó todo eso que en algún momento le había facilitado: una familia, un estilo de vida caro y una mansión cotizada en millones de dólares. Si bien este giro es novedoso, su resolución es bastante obvia. Como ya no podía estar más al fondo de semejante drama, solo le quedaba ir hacia arriba. Paso por paso.

Casi un calco de un programa de rehabilitación, este deportista inicia su camino por lo básico: aprender su vocación de cero. De esta manera conoce al entrenador Tick Wills (Forest Whitaker) que había manejado al único contrincante que no pudo vencer. Reacio en un primer momento, cede luego de demostrarle un compromiso real en lo que quería alcanzar. A su vez, gracias a Whitaker, consigue un trabajo que lo ayuda a establecerse y alcanzar los permisos semanales para visitar a su hija. Que, dada la gravedad de su situación, había sido enviada a un orfanato.

Las metas alcanzadas y las posibilidades que se generan en muy poco tiempo lo posicionan nuevamente ante una pelea de altísimo calibre. La chance de demostrar que era alguien diferente y con nuevas aptitudes, no eran su principal motivación pero si su medio. Ya que la pérdida de fe fue su principal rival y una vez transitados los pasos de su “tratamiento” pudo recuperar la confianza para poder vencer cualquier adversidad.

Es por eso que el resultado final es positivo y las vueltas del relato son muy interesantes. Quizás con una complejidad más profunda que vale la pena dar un paso más como espectador para poder apreciarla. Dentro del cine de deportes, “Revancha” es una propuesta buena y recomendable.

Calificación: puntuacion 3

Trailer:

https://www.youtube.com/watch?v=2DOxooCoO3Q

*Por Demian Rosales (Colaborador)

Comentarios

Tags:
Facundo J. Ramos

Periodista. Editor de la sección "Cine" en Revista Toma 5. Contacto: ramos.facundo@revistatoma5.com.ar Tw: @FakaJr