Últimas

«The Batman»: ¿el caballero más oscuro?

«The Batman»: ¿el caballero más oscuro?

El pasado viernes, gracias a Warner tuvimos la oportunidad de ver de forma anticipada The Batman, película dirigida por Matt Reeves que presenta una nueva versión del personaje de DC encarnado por Robert Pattinson y acompañado por Zoë Kravitz en el personaje de Selina Kyle.

Ambientada en la época del cómic Año Dos, la película presenta a un Batman joven adulto en sus inicios como justiciero dentro de la ciudad de Gotham y con un fuerte enfoque en su faceta de detective. Es un Bruce Wayne que escapa a las responsabilidades de su legado familiar y está encaprichado en su deseo de venganza contra el crimen y el trauma de la pérdida de sus padres a causa del mismo. Robert Pattinson hace un muy buen trabajo en representar esta versión del superhéroe en la cual, a diferencia de la interpretación de Christian Bale, no hay una dualidad tan marcada entre Bruce Wayne y el encapuchado. En ambos roles es un joven en busca de venganza y que no reacciona de forma madura a sus impulsos.

¿Es una película aún más oscura que la trilogía de Nolan? Yo diría que es más bien pesada, pero pesada en cuanto a violenta. Tanto el arte, como la banda sonora, el guión y desarrollo de los personajes llevan mucha carga emocional enfocada en el miedo, la violencia, la tensión y la desesperanza en los que se encuentra sumergida la ciudad de Gotham.

En cuanto a estética hace un uso constante de la oscuridad y lo desconocido como lo temible y donde se encuentra el punto de tensión. El foco de cada escena no está en dónde da la luz, sino en lo que surge de la oscuridad. Por momentos se siente un exceso del uso de este recurso, como el agujero oscuro de donde viene la amenaza y eso que se acerca a paso lento y desafiante, aunque debo reconocer qué es lo que me mantuvo alerta y en tensión la mayor parte del tiempo.

Por otro lado, las coreografías de pelea y las escenas en las que cobra protagonismo el batimóvil tienen un montaje espectacular. Hay una clara decisión desde el montaje de reforzar la violencia en ambos casos.

Lo mismo ocurre con la banda sonora. Noté tres arcos principales de desarrollo, que se pueden identificar como Gotham, Bruce/Batman y el Acertijo, y cada uno tiene su estilo musical muy marcado que los acompaña a lo largo del relato haciendo foco en la violencia, la tensión y el delirio respectivamente. Particularmente me gustó mucho el uso de la canción Something in the way de Nirvana para momentos de transición por parte de Bruce, teniendo en cuenta que el género del grunge al que pertenece es un estilo que representa mucho en sus letras la alienación, lo rebelde y la crítica contra la sociedad, características que encuadran muy bien con esta faceta de Batman.

También quiero destacar la nueva versión del Acertijo de Paul Dano, bien distante de la versión icónica de Jim Carrey, lo cual me parece un gran acierto. Es un Edward mucho más oscuro y no tan inmerso en la locura sino más bien inteligente, pero que se aleja bastante de los diferentes Joker que venimos viendo. Por otro lado, como ya pudimos ver en el trailer, el Pingüino de Colin Farrell está muy bien, es un villano en sus comienzos que no tiene un arco relevante en esta película pero que al igual que Catwoman acompaña muy bien a la trama principal.

Lo que sí me pasó con Selina Kyle es que su versión me gustó mucho, pero no tanto su química con el personaje de Bruce. Podría decir que su arco funciona como una trama paralela que se integra muy bien a la historia principal de la película, sin embargo, la relación romántica con Batman la veo ligeramente forzada y se podría desarrollar mejor en una segunda película o spin-off.

El resto de los personajes como Alfred, Gordon, Falcone, sumado a los que encarnan todo el área política que rodea la trama, están muy bien y hay un cameo que no quiero spoilear pero del cual no puedo sacar muchas conclusiones más que una buena primera impresión.

En resumen y sin entrar en muchos detalles y mucho menos en spoilers, creo que es una buena película, de buenos personajes, pero pongo en duda de que se convierta en memorable. Tiene un buen manejo del concepto que atraviesa toda la trama y el estilo de Batman que se quiere mostrar, pero dista mucho de tener momentos icónicos.

Tanto Paul Dano como Colin Farrell destacan muchísimo en sus propias versiones de estos villanos, pero me quedé en ambos casos con ganas de ver algo más. Hay que tener en cuenta que el foco de toda la película está en Batman y Bruce en su relación con Gotham y sus demonios internos, pero hay algunas decisiones en el guión y el montaje que lo vuelven un personaje muy distante de la audiencia. No significa que esté mal, por el contrario me parece una buena decisión, pero es difícil que así se convierta en uno de mis Batman favoritos.

Consejo: Verla bien descansados.

Calificación:

Comentarios

Tags: