Últimas

Top 5: Las muertes más lamentadas de 2016

Top 5: Las muertes más lamentadas de 2016

Se acaba de ir un año que resultó record en la cantidad de celebridades queridas que nos arrebató. Personalidades de la música, el deporte, la literatura y el cine se despidieron sin apenas un atisbo que pudiera prevenirnos. Nuestro mundillo de butacas y pantallas no ha sido la excepción, sino al contrario: Los fans del cine han recibido sus golpazos en sus queridos intérpretes. Quizás haya sido el factor sorpresa, o que a la mayoría de ellos los vimos trabajando prácticamente hasta el día de su muerte. Traten de no llorar con este top five in memorian.

Carrie Fisher: La partida más reciente de nuestro top five no podía ser otra que la amada Princesa Leia. Quizá nos haya impresionado su muerte cuando Star Wars estaba en la cresta de la ola, o porque apenas dos semanas antes se estrenaba «Rogue One». Sin embargo, hay mucho más que eso. Con esto se despidió la protagonista femenina de una de las sagas más exitosas de la historia, y marca el final de una era para más de una generación. Además, siembra la duda sobre qué pasará con el resto de la franquicia sin su querida General Organa.

Alan Rickman: Otro golpe bajo para un fandom numeroso, que aunque más joven, es uno de los que cosecha un público más fiel. Estamos hablando de los “potterheads”, que el 14 de enero se sorprendieron con la muerte de su querido Profesor Snape. Por mucho tiempo pensamos que era un villano, sólo para descubrir en un increíble giro que en realidad era más bueno que Lassie (aunque lo disimulaba bastante bien). Pero más allá de Snape, seguramente los fanáticos un poco mayores lo recordemos de “Duro de Matar” o “Robin Hood: Príncipe de los Ladrones”. ¿Esto quiere decir que Rickman será recordado como un secundario? No, ya que a través de su carrera supo tener el talento para destacar.

David Bowie: Recuerdo que eran como las seis de la mañana cuando mi hermana me llamó llorando para decirme que Bowie había muerto. Lo primero que pensé fue en “Laberinto”, ya que el Rey de los Goblins marcó la infancia de toda una generación. Pero más allá de este papel icónico, el músico se destacó por su versatilidad en toda expresión artística que intentaba. Desde trabajar al lado de David Lynch en la genial “Twin Peaks” hasta ponerle la voz al villano de “Arthur y los Minimoys” o al rey de la Atlántida para parlamentar con Bob Esponja. Y todo el increíble espectro que hay en el medio de esos extremísimos.

Anton Yelchin: El joven ruso era una de las promesas de la década. Aunque se destacó en producciones relativamente independientes como “Sólo los amantes sobreviven” y “Like Crazy”, su pedacito de cielo llegó con “Star Trek”. Allí fue el segundo actor que dio vida a un viejo favorito de la clásica serie, Chekov. Seis meses antes del estreno de la última entrega de la franquicia, el muchacho de 27 años falleció en un extraño accidente, aplastado por su auto en su propio garaje. Tan sorpresiva fue la cosa que incluso tenía varios proyectos sin estrenar. Un ejemplo de esto es la serie “Trollhunters” que acaba de desembarcar en Netflix, donde le pone la voz a Jim Lake Jr. Una carrera truncada que podría haber sido brillante.

Gene Wilder: Aunque construyó su carrera en los ’70 y ’80, lo cierto es que este actor aportó mucho al cine como lo conocemos hoy. Más allá de su clásico Charlie, que supo llevar la fábrica de chocolate mucho mejor que su versión caricaturesca de esta década; Lo recordaremos por “El Joven Frankenstein” y “Locuras en el Oeste” junto a Mel Brooks. También se dedicó a explicarnos lo que siempre quisimos saber sobre sexo de la mano de Woody Allen, o más recientemente en la ya serie de culto “Will and Grace”. Un legado intachable que también se despidió el año pasado.

Bonus Track: No solo el mundo del cine perdió algunas de sus grandes figuras, sino que también sintieron el impacto de la pérdida de celebridades de otros ámbitos. La música es gran parte de cualquier película que se precie, y es por eso que seguimos llorando a Leonard Cohen al aparecer en proyectos tan dispares como “Watchmen”, “Shrek” y “Exótica”. Y no olvidaremos a Prince, uno de los mayores responsables del exito que tuvo la inoxidable «Purple rain» y cuyas melodías también alegraron a las “Showgirls” o a esa versión de Batman tan debatida a fines de los ’80. Por otro lado, no podemos dejar de mencionar al boxeador Muhammad Ali, quien aportó a varios documentales, luchó son Superman en los cómics y hasta se animó a un papel en una película para televisión a fines de los ’70. Se va un año de grandes despedidas, esperando que estos casos no se repitan muy seguido.

Comentarios

Tags:
Agustina Celeste

Usaba lentes y leía antes de que fuera cool, ahora soy agente de SHIELD. La vida es muy corta para tomar vino malo o ver películas malas. Cada día estaciono mejor.