Últimas

Top 5: Las peores muertes de la quinta temporada de “Game of Thrones”

Top 5: Las peores muertes de la quinta temporada de “Game of Thrones”

Las muertes de “Game of Thrones” están a la orden del día y cada temporada nos da tela para cortar y armar un Top 5 sobre las peores muertes. En esta oportunidad, varias de ellas se hicieron esperar hasta los últimos capítulos trayéndonos algunas alegrías, pero más que nada tristezas.

(ATENCIÓN: Este artículo contiene spoilers para quienes no están al día con la quinta temporada de “Game of Thrones”)

“Los chicos no siempre dicen la verdad”

Durante esta temporada Jon Snow fue escalando mucho de posición e incluso a aquellos que no les terminaba de convencer por acciones anteriores terminaron por quererlo. Se convirtió en el comandante de la Night’s Watch, le otorgó una muerte menos dolorosa a Mance Rayder y se alió con los salvajes por el bien común, demostrando que no importa cuánta gente te siga, tenes que seguir el camino que crees es el de la mejor opción.

Sin embargo, todas esas acciones generaron consecuencias. La mayoría de los miembros de la Night’s Watch no estaban conformes con la decisión de aliarse con los salvajes, ya que hacía mucho tiempo estaban en guerra y mucho de ellos terminaron con sus familias. Y sin importar la opinión de los demás, Jon Snow llevó a una gran cantidad del salvaje al Muro.

Paralelamente, Sam le pidió permiso a Jon para irse con Gilly y su bebé a la Ciudadela y convertirse en un maester. Es así como Jon se quedó solo en el Castillo Negro, generándonos ya un mal presentimiento. Ollie, el niño que quedó huérfano debido a los salvajes, lo llamó a Jon por una supuesta información acerca de su tío. Pero en cambio, había una cruz que decía “traidor” y miembros de la Night’s Watch comenzaron a darle puñaladas, siendo Ollie el último en quitarle la vida.

“Un sacrificio para los dioses”

Una de las muertes más terribles, más allá de no formar parte de uno de los personajes más importantes para la trama fue el sacrificio de Shireen Baratheon, la hija de Stannis, una nena que aprendimos a querer con el tiempo, principalmente cuando veíamos la relación que tenía con Davos y cómo le enseñaba a leer.

Una nena inocente, pura, buena, amable, y rodeada de una madre que renegaba de su presencia y un padre que no le prestaba mucha atención, pero que también pudimos ver que en realidad la quería. ¿La quería? Después del anteúltimo capítulo de la quinta temporada de “Game of Thrones” no podemos estar muy seguros.

Como ocurrió con el hijo bastardo de Robert, Melisandre necesitaba la sangre de Shireen para el Dios de la Luz. Pero a diferencia del caso anterior, no bastaban sanguijuelas por su cuerpo, sino que era necesario un sacrificio mayor.

Cuando Stannis ordena a Davos a ir hacia el Muro, ya sabemos que algo ocurrirá con Shireen, pero fue una muerte muy dolorosa y que no tenía sentido que ocurriera así, que la quemaran viva.

“Myrcella, soy tu padre”

Y si hablamos de sacrificios, Jaime Lannister hizo uno muy grande durante esta temporada. Cersei temía por su hija Myrcella, quien en la primera temporada se fue a Dorne para casarse con un Martell. Es así como Jaime se ofreció para ir a buscarla, junto a Bronn.

El rescate salió medio fallido, ya que las hijas de Oberyn Martell buscaban venganza y el camino más fácil era matar a Myrcella, y es así como la mayoría de los personajes terminaron en prisión. Pero finalmente el hermano de Oberyn y quien está a cargo de Dorne, le dijo a Jaime que si el rey Tommen quería que su hermana Myrcella fuera a King’s Landing así se iba a hacer y que su futuro esposo la acompañaría.

Ellaria Sand, la mujer del difunto Oberyn se tuvo que guardar su orgullo y sed de venganza y rendirse ante su cuñado. Pero cuando saludo a Myrcella antes de irse, le dio un beso en la boca. Parecía algo desubicado, pero en realidad había un objetivo detrás.

En el barco, Jaime habla con Myrcella y ella le dice que ya sabe que él su padre. Inmediatamente podemos ver cómo la nariz de la joven comienza a sangrar y pronto se desploma sobre los brazos de su tío/padre. Ellaria le había dado el beso de la muerte, la había envenenado.

“El orgullo ante todo”

En la cuarta temporada vimos como Mance Rayder fue apresado por Stannis Baratheon cuando llegó con su ejército y salvó a Jon Snow. Mance era el líder de los salvajes, conocido como el “Rey Más Allá del Muro” y es por eso que no quería rendirse ante Stannis y que su gente pelee para él. Jon intenta convencerlo, que en realidad él no pelea por su honor sino para salvar a su gente del invierno que se viene. De todos modos, Mance se mantiene en su posición y no da el brazo a torcer.

Es así como consigue su muerte: otro personaje más que Stannis mata con el fuego. Sin embargo, y al ser una muerte muy dolorosa, Jon Snow le clava una flecha para llevarlo más directamente a su muerte y que no sufra en el proceso.

“Lo que haces te vuelve”

Durante el comienzo de esta temporada, Stannis Baratheon había conseguido una mejor aceptación entre su público. Al principio tal vez algunos apoyaban a Robb como rey, otros preferían y siguen prefiriendo a Daenerys, y Stannis estaba generalmente relegado. Pero durante la quinta entrega tuvo algunas buenas acciones, como salvar a Jon Snow de los salvajes o intentar otorgarle el apellido Stark y convertirlo en el Lord de Winterfell y probablemente en el rey del Norte, o el objetivo que tenía de salvar a Sansa de los Bolton.

Su relación con su hija iba mejorando, tuvieron algunos momentos bastante tiernos. Pero todo se desplomó cuando tomó la decisión de sacrificar a Shireen. Se lo vio luchar internamente por esta situación, pero de todos modos dejó que Melisandre se apoderara de la pequeña para obtener un milagro del Dios de la Luz. Algo que este Dios cumplió, porque inmediatamente la nieve se derritió. Pero muchos de sus soldados decidieron abandonarlo por sus acciones e incluso la propia Melisandre se fue de allí (que luego veríamos llegar al Castillo Negro).

Con pocos hombres, Stannis se dirigió hacia Winterfell para acabar con los Bolton, pero  éstos los superaban en número.

Paralelamente, Podrick, el escudero de Brianne vio que Stannis se acercaba a Winterfell y Brianne salió disparada para el campo de batalla, sin darse cuenta que Sansa le estaba pidiendo ayuda a través de una vela.

Es así, como la mayoría de los soldados de Stannis murieron en la lucha contra los Bolton y Brianne aparece frente a Stannis, contándole quién era y que prometió cuidar a Renly, pero que vio como una sombra con su cara le arrebataba su vida. Y es así como lo termina matando.

No fue ni una muerte trágica y tal vez no fue tan terrible, porque el mismo Stannis se lo buscó con todas sus acciones, pero sí fue una muerte de un personaje muy importante, que buscaba sentarse en el trono.

Samantha Schuster

schuster.samantha@revistatoma5.com.ar

Comentarios

Tags:
Samantha Schuster

Editora de la sección "Series" de Revista Toma 5 | schuster.samantha@revistatoma5.com.ar | @samischuster