“Furia de Titanes 2”: Dioses repetidos

En el 2010 llegó a las salas la remake de “Furia de Titanes” dirigida por el francés Louis Leterrier y basada en el film original del año 1981 realizada por Desmond Davis. El éxito de ésta nueva versión fue abrumador: el costo total que giraba alrededor de los 150 millones de dólares se recuperó sin problemas con unos 439 millones de recaudación en todo el mundo.

Las razones de dicho suceso fueron casi todas comerciales. En primer lugar el film estaba protagonizada por Sam Worthington quien venía del éxito “Avatar“. En segundo lugar el film se presentó también en 3-D, lo que aseguraba un buen puñado de publico debido al exitoso relanzamiento de este formato. Y por último, hacia mucho tiempo que no veíamos una épica fantasiosa donde guerreros, dioses, semi-dioses y criaturas de toda índole se cruzaran en una batalla (podríamos hablar de “300” de Zack Snyder ).

Como era de esperarse después del golazo que resultó la primera Warner decidió llevar adelante una segunda entrega de las aventuras de Perseo, Pegaso y los Dioses.

En esta ocasión Louis Leterrier ofició de productor y el que se hizo cargo de la dirección fue Jonathan Liebesman, director que el año pasado estrenó con un éxito considerable la entretenida “Batalla Los Angeles“.

¿Qué es “Furia de Titanes 2“? Un film altamente superior a su predecesora, sin mucho que presumir claro.

No hay muchas novedades en cuanto a la trama que une a los dos films; Pasaron diez años desde que Perseo (Sam Worthington) derrotó al Kraken a bordo de su pegaso negro. Ahora tiene un hijo a quien le dedica casi todo el tiempo, razón por la cual se alejó completamente de los conflictos armados. Hades (Ralph Fiennes) se encuentra exiliado en el Tártaro y el resto de los dioses, entre los que tenemos a Zeus (Liam Nesson), se debilitan debido a la falta de fe que existe en el mundo. La solución para este problema es, nuevamente, crear caos en la tierra.

Dicho caos, en esta entrega, tiene nombre propio; Cronos y su ejercito del Tártaro, junto a otras criaturas como la quimera, el minotauro y los cíclopes.

Lo primero que hay que decir es que la película repite el esquema de su antecesor; Perseo contra esto, Perseo contra aquello, Perseo contra todos. Si se comprobó que la formula funciona ¿Para qué cambiarla?

A medida que el film avanza son cada vez más grandes los desafíos que nuestro protagonista deberá ir sorteando para llegar así a la empalagosa batalla final contra el villano de turno. Lo único que tiene a favor ésta segunda parte es que nos ahorramos preámbulos y pasamos directamente a la acción.

Los personajes desdibujados (Agenor y el hijo de Perseo), la falta de contexto (la guerra que lidera Andromeda) y las relaciones conflictivas casi injustificadas (Zeus y Ares) pasan a un segundo plano cuando uno se compromete unicamente a disfrutar de todo el poderio visual que tiene para ofrecer esta propuesta.

Otro gran acierto es el gran diseño de producción que hubo detrás de toda esta locura cinematográfica. Las criaturas y los escenarios donde tiene lugar la acción son impecables y realmente logran el objetivo de sorprender e impactar al espectador.

La batalla con la quimera, el enfrentamiento con los cíclopes y la secuencia del laberinto del tártaro son secuencias orquestadas de forma magnífica, sobre todo desde lo visual. La batalla final con Cronos, en cambio, no solo es la frutilla del postre sino que también es un verdadero despilfarro audiovisual que tiene como único objetivo volarte la cabeza.

El pulso de Liebesman es acertadisimo para esta clase de films, ya que esta acostumbrado a a filmar con la cámara en mano y ofrece mucho más realismo en las distinta escenas de acción, además de camuflar muy bien los innumerables efectos especiales utilizados.

En definitiva “Furia de Titanes 2” es un gol en el minuto 90′: cuando pensabas que te ibas con las manos vacías encontrás una muy buena razón para festejar gracias a una película que tiene como fin obtener casi dos horas de entretenimiento puro y básico para los amantes del cine pochoclero.

Calificación: puntuacion 3

Trailer:

Facundo J. Ramos 

ramos.facundo@revistatoma5.com.ar

0 Respuestas

  1. […] trabajo que nos regaló este irregular realizador sudafricano llamado Jonathan Liebesman (“Furia de Titanes 2” y “Tortugas […]

Agregar comentario